Una pésima publicidad: no contratar a una persona por su peso.

  Hace unas semanas hablábamos del Caso Hawkers, pero este tipo de sucesos no distinguen entre una empresa conocida internacionalmente o una joyería como la de Francesc Roca ubicada en Barcelona y que no ha podido evitar borrar de un plumazo su buena reputación. En esta ocasión, el origen de la noticia surgió a raíz [...]