Los escritores invisibles: los redactores

Soy redactora y escritora en mi tiempo libre. Pero hoy quiero hablarte de mi trabajo, el de escribir para otros.

A veces, parecemos personas con poderes, como Superman o Wonder Woman, pero lo único que hacemos es pensar y ponernos en los zapatos de nuestros clientes.

Cuando un cliente necesita un artículo, un texto, un post para una red social, un vídeo, una imagen (sí, los redactores también hacemos tareas relacionadas con el diseño) ahí estamos nosotros.

Un redactor ha de tener cajones en su cerebro

Uno de tus clientes te necesita porque ha abierto una tienda de maquillaje en Internet. Hay productos pero no hay VIDA.

Son objetos inertes, y para que cual Pinocho empiecen a hablar, ahí entro yo: con artículos que los coloquen como protagonistas de historias. O manteniendo conversaciones en las redes sociales con los seguidores y clientes.

Sin palabras, el talento y los servicios se perderían como lágrimas bajo la lluvia

Escribo para ti como si lo hiciera para mí

Otro cliente se dedica a ofrecer servicios destinados a personas. Servicios que están relacionados con los más vulnerables de nuestra sociedad. Entonces, la redactora ha de abrir otro cajón y cerrar el del maquillaje.

Es el momento de pensar en ese colectivo. En buscar, leer, documentarme y llegar a emocionarme mientras escribo.

Tal vez mi nombre no lo leas ni me veas en ninguna fotografía, pero tras esos textos, esas palabras que te han conmovido estoy yo. La redactora invisible.

Un trabajo digno a veces, mal pagado

  • Imagina una página web llena de imágenes y ni una sola palabra.
  • Imagina una conferencia y todos permanecen en silencio.
  • Imagina tu empresa con un logo potente y atractivo, muda.
  • Imagina que a partir de hoy tuvieras que encargarte de redactar artículos, post para tus redes sociales o crear una imagen con una frase que enamore a tus seguidores y clientes.

Sin la escritura, sin los textos, las descripciones, las emociones y los datos no llegarían a esa persona que tanto te interesa, y el vehículo que has empleado para llegar a ÉL, soy yo.

Hoy quiero dedicar un fuerte aplauso a todos los redactores que en su día estudiaron en la universidad, han seguido formándose con los años.

¿Mi caso? Paso por el mejor momento que he vivido como redactora y publicista.

Por ello, doy gracias a cada una de las personas que confían en mí para que sus empresas y proyectos tengan VOZ.

Juana Sánchez G.
Gracias por leerme.

#quieroseredactor VI

 

jerrylewis
Jerry Lewis y la máquina de escribir de Leroy Anderson

 

Hola, recuperamos las viejas costumbres y hoy miércoles estoy aquí dándole a la tecla. Tengo que compartir contigo un problema que surge cuando eres una persona dispersa y abres un blog.

En mi caso, soy redactora así que este blog sólo debería hablar de cómo escribir bien, de herramientas para agilizar tu trabajo como redactor, ventajas y desventajas de ser un redactor freelance, diccionarios que pueden ser de utilidad, tarifas, cómo hacerte con un número de clientes importante…

Pero como soy una apasionada de la comunicación en todas sus vertientes y he hecho otras cosas además de escribir (locutar, aprender habilidades comunicativas para hablar bien en público, soy formadora…) resulta que cuando consulto mis estadísticas, me encuentro que uno de los artículos más leídos es Yo te acoso, Jazztel.

No me puedes negar que el título es original

Pero, si mi fin es que agencias de publicidad y medios de comunicación se fijen en mí, ¿cómo lo voy a lograr si leen un artículo dedicado a cómo he sido acosada días, tardes y noches por esa compañía?

 

Si abres un blog procura ser monotemático

 

Llevo desde los ocho años escribiendo y de manera profesional más de diez, pero habré tenido cuatro blogs. Lo dicho, me disperso. Soy una persona creativa que ama diferentes campos, soy como uno de los concursantes de Boom, Los Lobos

Pero si pretendes hacerte un nombre dentro de la redacción de contenidos, déjate de ser original o ‘graciosa’ escribiéndoles un artículo porque a no ser que el responsable de marketing de la compañía crea que tengo algún talento que a él le interese, creo que sólo estoy recibiendo visitas de clientes igual de enfadados que yo en su momento.

 

Procura no abandonar tu blog pero tampoco creas que eres David Ogilvy

 

Desde la humildad y después de mucho trabajo interno, creo que soy una redactora bastante buena, por supuesto no soy la mejor ni me hacen entrevistas en programas que todo el mundo ve, ni soy TT en Twitter por mis ocurrencias.

Pero, seamos sinceros, todos sabemos hacer algo bien, y creo que aunque me queda mucho por aprender ‘esto’ no lo hago muy mal.

Hay más blogs de redactores  que replicantes en Blade Runner

Por esta razón, desde la humildad te cuento mi experiencia: a mí no parece buena idea escribir todos los días y a todas horas en este blog. ¿Para qué? ¿Para aparecer en primer lugar en las búsquedas de Google? Sé lo que es el SEO y las palabras clave, pero también sé que sabes que huele a clon en el universo de internet.

Escribe en tu blog sobre lo que sabes hacer pero no aburras ni agobies

 

Son años los que llevo por este universo y la experiencia no es más que llevar más años que otro observando. Y observo blogs que son una copia de otra copia. Veamos, si yo soy una empresa y busco contenido que se diferencie del resto y venda ¿voy a contratar a un redactor que utiliza las mismas técnicas que el gurú de turno?

¿Un redactor que comparte entrevistas que le ha hecho otro experto, al que ha pagado para que le enseñe cuál es su sistema y que su blog de redactora o de vendedora de cupcakes, triunfe?

 

Amigos redactores, lectores:

Sois únicos y como tal, podéis aprender técnicas de marketing, de SEO, pero vuestra personalidad no puede ser la misma que la de otros bloggers. No está bien cometer el error de escribir un artículo gracioso, como hice yo, pero tampoco perder vuestra esencia con tal de pagar al gurú-sabiondo de turno.

Hasta el miércoles.

 

Joana Sánchez G.

 

#quieroseredactor V

 

jerrylewis
Jerry Lewis y la máquina de escribir de Leroy Anderson

 

Hola, lo sé hoy tampoco es miércoles pero soy una redactora inquieta y me muevo, unas veces para aprender y otras, porque así lo decide la vida.

En esta entrega sobre mis vivencias como redactora, voy a hablar de qué se siente al ver que tu texto lo firma otra persona. Tengo que preguntar a Roger si él ha vivido,  sentido o ha sufrido esa experiencia.

 

¿Entregar un artículo a otro ser humano es como vender tu alma al diablo?

 

Igual piensas que soy exagerada, pero así me sentí la primera vez. ¿Cómo era posible que una idea que había parido mi cerebro acabara recibiendo likes o siendo compartida, sin que nadie supiera que yo era la responsable?

Me tomé con humor este asunto hace relativamente poco, cuando leí una entrevista a Enrique Rubio y comprendí que se trataba de mera prostitución. De poder comer. De poder pagar facturas.

La diferencia entre Enrique Rubio y yo, es que él es conocido y tiene un agente, y éste le propuso ganar un dinero extra siendo un negro literario de nivel

En su caso, ha redactado libros para famosos o lo que hoy en día se considera famoso. Enrique Rubio se autodenomina negro confeso y orgulloso de serlo, me parece genial, sobre todo si le pagan bien, pero él ya tiene publicados libros y servidora…

Aceptar ser un negro para Alejandro Dumas o ser tu propio esclavo

 

Lo importante es dedicarte a lo que te gusta, si bien sigue siendo extraño leer cómo le dan la palmadita en el hombro a otro por algo que has hecho tú, hay otros momentos gratificantes cuando escribes para otro.

Mientras llegue el día en que pueda dedicarme a escribir para ti, que es lo más parecido a escribir para mí, habrá que escribir para los demás. Y los demás, son clientes. Y a los clientes se les respeta.

 

El síndrome de Muquet, cuando no se valora el oficio de redactor

 

Noooooooooo, no voy a quejarme como el otro día. Ni de nuestro sueldo, ni de nuestro poco reconocimiento ni de nada similar. Pero si lo tuyo es escribir, me apetece que leas este artículo que trata sobre esta sensación extraña que nos corroe, al vender nuestros escritos.

Hasta que llegue al nivel de Enrique Rubio y otros escritores fantasma de prestigio, no cobraré cantidades astronómicas.

Lo quiero dejar claro porque no es mi objetivo transmitir la idea de que escribir un libro o autobiografía de un famosillo que aparece por televisión o YouTube, sea la salida para retirarse y vivir en una isla paradisíaca si perteneces a este gremio.

 

Redactores míos, seamos fuertes, practiquemos el humor y sobre todo, durmamos con la conciencia tranquila.

 

Hasta el próximo lunes, martes o viernes.

 

Joana Sánchez G.

He cumplido 50 años y quiero escribir

 

blog-dianekeaton

Diane Keaton, interpreta a una maravillosa escritora en Cuando menos te lo esperas junto a Jack Nicholson

 

Parece que al llegar a una cifra redonda en nuestra tarta de cumpleaños nos entra un escalofrío e ipso facto, pensamos en famosos que tengan nuestra edad. Nos fijamos en su aspecto y en lo exitosa que es su vida.

Quizás la tuya ha sido y es complicada pero tienes una personalidad arrolladora o simplemente ganas de aprender y eso es lo realmente ATRACTIVO de ti.

Has cumplido 50, 60, 70 u 80, da igual. La cuestión es que sigues interesado/a por tu entorno y quizás escribir fue algo que quedó en el tintero de tus deseos.

 

¿Qué te gustaría aprender?

 

Conozco a personas con mucho talento que podrían compartir por internet: poemas, relatos cortos, experiencias propias, anécdotas relacionadas con su lugar de origen y que no se atreven a dar el primer paso porque no saben cómo empezar.

Si tú eres una de esas personas, dímelo y vamos a tratar de hacer algo juntos.

Escribir es terapéutico, práctico, divertido, una distracción, un oficio, un lugar donde escapar y sentirnos mejor

 

Eres testigo de que no hay edad para aprender o emprender.

El ejemplo de Rosa Ferro es la prueba, pero detecto en algunos comentarios de su canal de YouTube que algunas mujeres dicen no saber cómo moverse por internet.

Probablemente  ese “no saber moverse” se deba a que tienen profesiones donde no han de usarlo a diario o no tengan tiempo de practicar.

Si la pereza no es tu compañera, si a ti lo que te va es estar al día y no vives en el pasado, cuéntame qué desearías aprender relacionado con escribir en Internet

Estoy preparando un taller, que podrás hacer desde casa si tienes un ordenador o tableta y quieres darles uso.

 

Joana Sánchez

La dulzura de Internet y los mensajes

strawberry-82529_640

Hoy no te voy a hablar de ningún caso relacionado con la publicidad o el marketing, al menos no desde la perspectiva habitual: la escritura.

Leí mucho sobre  los influencers estos días, influencers con nombre y apellido. Aida Domenech, para ser exactos y he pensado en reflexionar sobre este fenómeno.

Ahora es más fácil acceder a información valiosa gracias a Internet. El problema está en seleccionar entre tanto mensaje. Y las marcas lo saben y tú como redactor también.

Generación ¿?

Estoy atenta a lo que me rodea porque creo que uno es de la época en la que vive. Y debemos adaptarnos como un guante a Instagram, Facebook o lo que se tercie si nos resulta útil y sin complejos.

Nadar entre tantos estímulos, para una persona a la que le entusiasma aprender es un reto. A veces, dan ganas de desconectar y volver al libro, al papel y al bolígrafo, a pensar que algún medio de comunicación se fijará en tu trabajo porque ¿Nos hemos vuelto exhibicionistas? ¿Superficiales? ¿Entendemos al 100% el lenguaje que se habla en Internet?

Sí. Y nuestra misión como redactores es descifrarlo.

En el fondo la vida es sencilla, si abres una puerta y no te gusta lo que ves, simplemente la cierras. Nadie nos obliga a compartir con el resto de la Humanidad qué comemos, o lo felices que somos junto a nuestra pareja.

Ni a pensar que podemos ser un influencer e imagen de todas las marcas del planeta. Y sobre todo, nadie nos obliga a seguir las vidas de personas anónimas que no nos aportan nada estimulante.

Risto Mejide/Dulceida

Risto Mejide entrevistó a una youtuber, Dulceida. Hoy leí a chicos y chicas que se sentían indignados porque ella fuera presentada como un referente de su generación. “No estudia”, “No lee periódicos”… comentarios de este tipo llenaban Twitter.

La red social que no deja de ser un rincón donde desahogarnos, criticar, reflexionar, apoyar buenas causas… El caos, la vida.

No me atrae lo que hace esta chica, y no me voy a suscribir a su canal pero década tras década los publicistas y los periodistas se han empeñado en etiquetar a un grupo de personas, qué osados.

Mezclar gustos, comportamientos e ideas diversas en el mismo saco. Ni todos los chicos quieren ser Dulceida  una influencer de moda con un millón de seguidores, pero no podemos negar su existencia.

OPINIONES TWITTER

OPINIONES TWITTER 2

Se puede elegir

Y elijo no juzgar. Ni etiquetar. Ni las redes sociales son el diablo. Ni YouTube la única alternativa para ganar dinero. Quizás sí es el mejor escaparate para las marcas.

Antes de ser popular por tener un canal en YouTube, lo fue ser famosa por conocer al conocido de alguien que vio pasar por su lado un día, en el supermercado a un actor. Y no todos optamos por inventarnos historias surrealistas e ir a los platós de televisión. 

Por otro lado, gracias a Internet, escribo y me leen en diversos lugares. Puedo impartir cursos en cualquier punto del planeta, alguien puede fijarse en una fotografía y ofrecerme un proyecto interesante.

Gracias a YouTube aprendo. Desde cómo aplicar una sombra de ojos (soy una patosa) hasta de una conferencia de la escritora india Arundhati Roy, que acaba de escribir un libro junto a John Cusack. Libro que he pedido por Amazon.

lipstick-1367770_640

Que paren, que me bajo un ratito

Pero no para poner a parir esta sociedad. La rabia, la indignación es la vía fácil. Al igual que la demagogia.

¿Soy más espabilada porque jugué en la calle? ¿Soy un ser superior porque he leído mucho? (y lo que me queda)  ¿Mi generación era más respetuosa con los mayores y los políticos unos santos? No. Ni antes ni ahora. Estoy de acuerdo con ella en una reflexión: “No por estudiar se es más inteligente”. Doy fe.

Lo único que importa al final, es apostar por volver al instinto animal como dice Coque Malla, como le ruega a ese Santo, santo. Si NO somos capaces de apartar lo mediocre, lo que no nos hace crecer, de lo cuqui, sólo estaremos demostrando que no somos tan listos como creemos. Ni la ‘Generación X’ ni la ‘JASP’ ni la ‘NiNi’.

Así que elijo volver a subir a este mundo. Sin rendirme. Siendo consciente de mis límites y también de que las fronteras las pongo yo.

Etoy convencida de que muchos jóvenes también. No hay más que ver las noticias que protagonizan, por ejemplo, estos inventores de 19, 23 años…

Todos disponemos de las mismas herramientas, ahora sólo falta saber gestionar el talento y la información. ¿En cuanto a los referentes? A mí me gustaban los Beatles y no soy de los sesenta 🙂

Os regalo esta canción de Coque Malla.

Joana Sánchez González

María Isabel Iborra, diseñadora gráfica y alicantina

agenda2020

Mi nombre es MªIsabel Iborra, técnico superior en gráfica publicitaria nacida en Alicante en junio de 1977.

En 15 años de profesión he tenido muy buenos maestros y he estado en diversidad de campos del sector, formándome y adaptándome a las necesidades planteadas en cada momento.

Mi objetivo es seguir aprendiendo de otros profesionales, con especial atención en mi especialidad para ser más competitiva en ella: el Diseño Gráfico.

Esta es la carta de presentación de María Isabel Iborra en su web: www.isabeliborra.es

Hoy vamos a conocer un poco más a esta alicantina apasionada del diseño, del dibujo y la fotografía.

 

¿Cuándo supiste que lo tuyo era ilustrar?

Sé que es el típico tópico, pero me gusta desde que soy consciente de usar lápiz y papel. Supongo que desde los 4-5 años, cuando empecé el preescolar.

Lápices, rotuladores, ceras, témpera… todo lo que estuviera relacionado con los colores me gustaba. No sabía (ni sé) dibujar como los grandes artistas ni de forma realista.

Me maravillaba ver todo lo que se podía crear con simples trazos, como hacía aquel dibujante que salía en aquel programa en horario infantil de por las tardes llamado “La Cometa Blanca”.

A eso se le añade que siempre he estado rodeada de Mortadelos, Zipi-Zapes, Abejas Mayas, Pitufos, D’artacanes y demás dibujos de la infancia.

Gran parte de culpa la tuvo descubrir las pantallas de pixels de los juegos del Spectrum 48k de mi hermano y todo lo que se podía llegar a hacer con un ordenador. Pero el convencimiento pleno de adentrarme en el mundo gráfico fue experimentar por mi misma con los programas de dibujo del Atari 520ST que me regalaron con 15-16 años.

Diseño gráfico o dibujo ¿puedes elegir?

Ufff… difícil, eso es como elegir entre una horchata o un helado de turrón… De todas formas son dos conceptos que, en mi opinión, no se conciben separados, pues para llegar al diseño gráfico hay que dibujar, y dibujar mucho.

Me gusta mucho dibujar, hacer garabatos, abandonarme al lápiz, la tinta, las tramas y el color, pero también me gustan los acabados mecánicos y gráficos, tipografías, cartelería, logotipos y todo lo que tiene que ver con crear toda una marca a partir de una idea plasmada en un papel que vino con un simple dibujo. Creo que al final va a ser que no puedo elegir… 😀

Háblanos de Beni…

Beni… “el jefe” que todo lo ve y lleva viendo desde tiempos inmemoriales… concretamente desde el siglo IX, aunque no fue declarado hasta 1961 y que tiene mucha paciencia conmigo…

Beni “nació” en el año 2002 a raíz de una frase venida de la nada que se convirtió en viñeta para el portal de noticias de la empresa web en la que empecé a trabajar en ese año.

Nació pues una serie de viñetas con títulos de películas de cine que además ilustraban noticias de la ciudad con Beni como protagonista. ¡¡Y en color!!. Cada semana  (o dos) había una viñeta (llegué a hacer 11 o 12) hasta que el exceso de trabajo lo dejó aparcado.

En Mayo de 2008 quedó rescatado con la intención de hacerlo viñeta tipo Enrique (dibujante del Diario Información) un referente para mi en cuanto a forma de contar lo que sucede en nuestra pequeña tierra con dibujos y un poco de texto.

El dibujante Enrique Pérez Penedo, Enrique, en su estudio, con sus personajes hechos ninots.
Enrique Pérez Penedo, Enrique (Rafa Arjones)

Sé que no se le puede comparar ni de lejos, pero me ha servido para encontrar mi estilo (o intentarlo) y querer contar lo que nos afecta sin tapujos y sin ofensas. Nunca creí que tuviera tanta aceptación y que gustara y ahora me enfrento al fantasma de no hacer que caiga en el olvido.

¿Trabajas con música de fondo, cuál es la ideal para dibujar?

Me gusta escuchar de casi todo. Trabajo con Rock, Heavy, Funky y música ochentera… hasta Dance y House. No obstante, si he de elegir, para estar centrada y tranquila escucho smoothjazz, todas ellas de radio por internet.

18may15

Parece que fue ayer que decían lo mismo…

¿De qué trabajo(s) te sientes más orgullosa?

De aquellos que ha habido un consenso entre el cliente y yo desde el primer momento y en el que, hablando, se ha llegado a un punto en el que estamos convencidos los dos. Siempre hay trabajos que el cliente no ha dado su brazo a torcer y acabas por hacer lo que él quiere sin aceptar asesoramiento (“quiero círculos rosas sobre un fondo verde”), que no imposición.

ejp

¿Quién o qué te inspira?

Ni idea… y ojalá lo supiera para que venga más veces, porque se hace de rogar.
Libros, carteles, situaciones, momentos, colores… el cómo actuaría alguien ante una marca o producto y qué espera de ella. Eso es motivo de inspiración.

Otro motivo más importante es quienes confían en mí, en quienes me han animado, me han levantado en muchas ocasiones, y ocupan un lugar dentro de mí.

center_dibu

 

¿Libreta o tablet?

Libreta. ¡¡¡Sin dudarlo!!! Sé que no es muy ecológico, pero las de papel reciclado también me sirven.

mi-foto-favorita

¿Qué opinas sobre que muchos diseñadores gráficos no sepan dibujar?  

Hay muchos diseñadores que no necesitan papel y lápiz para hacer sus bocetos o trabajos previos antes del diseño, pues lo tienen tan claro en su cabeza que es ahí donde directamente hacen el boceto. Son aquellos profesionales que denomino “genios”, porque consiguen materializar su idea directamente al ordenador y cómo ejecutarlo.

Eso también es considerado dibujar, pues después de todo su significado hacer trazos de forma que luego constituyan algo figurativo.

Pero luego están los que directamente, sin hacer una previa, se lanzan a usar un ordenador sin más, porque imitan estilos o lo que más se lleva gráficamente en ese momento.

Desde mi punto de vista no son profesionales. Sólo se limitan a imitar o “copiar” (no hablo de plagio, porque eso es otro tema) para conseguir el mismo resultado. Son los del “hazlo tú mismo” o “el primo de” que juegan a ser lo que no son y desprestigian una profesión tan castigada e infravalorada como es el diseño gráfico.

destacado-2

¿Qué significan las redes sociales para ti?

Son ese medio donde está todo el mundo para compartir vídeos de gaticos, frases filosóficas y exponer a todo el mundo que nuestra opinión es la única y verdadera.

Na, ahora en serio… (a medias). Creo que es el nuevo medio de comunicación en el que la gente puede buscar y comparar aquello que necesita. Si la televisión era el medio por excelencia para llegar al público (“sale en la tele”), ahora lo son las redes sociales (lo dicen en –inserteaquíelnombredesuredsocialfavorita-).

Ahora mismo son el espacio donde la gente va a buscar la información que necesita sobre algo concreto. Por desgracia que no se están usando correctamente, y muchas empresas, con el desconocimiento de su potencial, lo que hacen es perjudicarse más que otra cosa.

¿Qué sueño tienes por cumplir? ¿Algún proyecto en mente?

Reunir un ejército de gaticos y pingüinos emperador para conquistar el mundo… pero luego recuerdo que todo eso debe ser muy cansado y decido que es mejor dedicarme a otras cosas.

Seguir aprendiendo sobre diseño, cartelería, tipografía, imagen de marca… Llegar a estar contenta y satisfecha de mi misma con lo que hago.

Y proyectos… por supuesto que tengo uno… que espero poder realizar.

Eres una  mujer polifacética, colaboras con Alicante Actualidad, formas parte de la organización del Salón del Manga y Cultura Japonesa… ¿Qué te atrae de Japón?

Digamos que me he ido metiendo en berenjenales yo sola sin saber cómo.Cuando tienes 16 años y descubres el manga y la animación, poniéndote al corriente de todas las series que se publican y emiten te pica la curiosidad por saber cómo es aquel país lejano y toda la cultura que le rodea. Claro, entonces te surge la idea: alguna vez en mi vida quiero ir a Japón.

Entonces con casi 30 años se presenta la ocasión… con miedo lo preparas y allá vas. Y una vez allí descubres que nos llevan años de ventaja en una serie de aspectos.

He ido dos veces y nunca ha dejado de sorprenderme su mentalidad y sus costumbres. No estoy idealizando la isla del lejano oriente, pero no tiene nada que ver con lo que estamos acostumbrados en la vieja Europa.

¿Algún día veremos una exposición con Beni como protagonista en Alicante?

Esa es mi idea desde hace bastante tiempo. Ahora sólo me queda poder ejecutarla . He aquí mi proyecto en mente.

Diseño gráfico y arquitectura, ¿existe alguna similitud?

Por supuesto, ya que para llegar a ello hay que dibujar, medir y crear.

logos

posters

Portafolio de Mabel Iborra

¿Crees que tu profesión está valorada? Que el cliente sabe las horas que implica tu trabajo…

No, porque no es un producto tangible, no es algo que puedas ver en un escaparate o coger de una estantería, estudiarlo y ponerlo en tu cesta de la compra.

No se puede generalizar, pero las profesiones artísticas no están valoradas, pues se piensa que hacer un logo, una ilustración, una web es cosa de una de trazos, o de una acción de cualquier programa de edición que diga “hacer web bonita y barata”.

Sólo piensan en las horas de ejecución de un trabajo, pero nadie piensa que para llegar a una marca, logo o imagen que identifique tu producto hay que hacer estudio de competencia, de tendencias, comprender las necesidades del cliente, tormenta de ideas, documentarse, selección de colores y tipografía, dibujar mucho y pensar.

Todo ese tiempo no se valora y cuando lo reflejas en un presupuesto de trabajo se echan las manos a la cabeza y te responden con el típico “mi primo maneja muy bien el ordenador y lo puede hacer él”. Más que no estar valorada está muy infravalorada.

Una de tus aficiones es la fotografía, ¿qué sientes cuando disparas tu cámara?

“¡¡Ojalá salga bien!!” Soy toda una aficionadilla y hacer fotografía es más por inmortalizar una imagen que en ese momento quiero que se quede para siempre. Los paisajes son mi debilidad, así como el cielo, la luna y toda composición que me ofrezca una gama de colores.

Tu color favorito…

El Pantone 299C y el 1495C, o lo que es lo mismo, lo más parecido al cielo, el mar y los atardeceres alicantinos… bueeeno, me dejaré de frikismos, el azul y el naranja…

No obstante soy una apasionada del color y de todo lo que tenga que ver con ello.

¿Me regalas un Beni para Antes de Ahora?

Por supuesto, todo un placer.

(Lo cierto es que hace unos años ya tuvo el detalle de regalarme uno) 😉

20161004_094126

¿Qué consejo le darías a alguien que esté pensando en dedicarse a este oficio?

El mundo artístico es excepcional, con mucho donde aprender y muchos caminos que seguir. Hay que encontrar el de cada uno, ya sea gráfico o digital y seguirlo sin desperdiciar todo lo que se encuentre en él.  Somos muchos, hay mucho intrusismo y lo mejor es demostrar que se conoce de lo que se está hablando para que realmente sepan a qué te dedicas.

Está bien saber de todo, pero desaconsejo ser todoterreno, pues las diferentes disciplinas que hay dentro del diseño son muy extensas y al final se produce una desesperación por no poder abarcar todo.Y por supuesto, leer, investigar y dibujar mucho.

Gracias por dedicarnos parte de tu tiempo. Sé que andas “algo” ocupada , pero esta entrevista ha sido además de un placer, muy didáctica para conocer qué se esconde tras el concepto ‘diseñador gráfico’. Al menos, tras MABEL, diseñadora y tan profesional como divertida. ¡Ojalá veamos pronto esa exposición de Beni!

Podéis encontrar a Mª Isabel Iborra (MABEL) en:

Mª Isabel Iborra.es

Si hablara el Benacantil

Alicante Actualidad

Fotos de Isabel Iborra

 

 

Joana Sánchez González

Adiós al ‘puñetazo en el ojo’, bienvenida la publicidad para TÚ

29898364162_39ee2ff783_zCuando estudiaba la carrera, algunos profesores aludían a Luis Bassat, y con él a su famoso Libro Rojo y a aquella metáfora del puñetazo en el ojo. Una valla debía ser eso. Un gran impacto para el cliente.

Y no hablo de hace siglos, dejé la universidad en 2005 y qué diferente es todo. Poco se hablaba de Internet, de redes sociales o del community manager, mucho menos del Social Media o de la atención al cliente y su importancia.

Nos hablaban de anuncios en televisión, de cuñas de radio pero no del nuevo usuario.Un cliente que sabe lo que quiere y dispone de poco tiempo.


Una persona que detesta esa maldita y anticuada publicidad intrusiva


Mientras leía un gran artículo  de Javier Regueira  no podía dejar de pensar en esas empresas o particulares que siguen aferrados a una manera caduca de dirigirse a su público. Como si lo único que hubiera cambiado fuera el escenario.

Y uno pudiera dirigirse a un cliente que navega por Internet igual que a uno que permanecía sentado en el salón de su casa frente a la televisión atrapado.

El artículo de Javier Regueira: EL GRAN HERMANO de la Publicidad ha muerto. D.E.P. está cargado de mucha lucidez y en él hay pistas muy claras del modo en que ha cambiado esto de la publicidad.

Se acabó el reinado.

El Paraíso Ficticio estaba en marcha. Nos seducían, nos emocionaban, pero siempre desde una lejanía estudiada. Apenas sabíamos qué había detrás de esa marca.

No había espacio para comparar y mucho menos para conocer de antemano la experiencia de otro usuario.

Ahora, el cliente manda más que nunca. Y no desea discursos formales por parte de una empresa sino información de utilidad y ocio.

Las reglas del juego han cambiado.

Pero la publicidad sólo ha cambiado que no muerto. Existe un amor-odio hacia las marcas palpable.

¿Acaso un anuncio no se convierte en motivo de conversación en las redes sociales? ¿Quién no ha mantenido una charla entre amigos sobre una canción o un spot divertido?

No, lo siento por los agoreros, la publicidad sigue viva, lo único que necesita es libertad para poder crear un contenido que se ajuste a lo que demanda el cliente.

Y ahora, un poquito de humor. Los publicistas no somos dioses, ni lo pretendemos. Tan sólo somos creadores de mensajes. Algunos ganan premios, otros sencillamente tratan de que su trabajo guste.

Punto y seguido

La publicidad no se extinguirá. Es necesaria. Pero si queremos que exista una relación cordial entre producto/cliente, es hora de cambiar el discurso. De hacer un punto y seguido.

De respetar al cliente. De olvidar los premios y de centrarse en quien realmente importa: TÚ.

Que te pasas el día trabajando y llegas agotado a casa. No quieres ver invadido tu espacio de ocio, sino que te digan la verdad sobre un producto, sobre esa marca que tienes pensado que forme parte de tu día a día en forma de coche, teléfono o de tu bebida favorita.

Llegó la hora de tocar a la puerta antes de entrar, de estrechar la relación y de practicar la humildad.

Si te ha resultado de interés algo de lo que has leído, comparte por favor 😉

 

Más información|La nueva publicidad llega a las pymes

Imagen: Isabel Iborra

Web: www.isabeliborra.es

 

 

Joana Sánchez González