Cómo afrontar una entrevista sobre tu libro ante tus ídolos. Las piernas no son del cuerpo

maxresdefault

Hola,

¿Solo a mí me parece que el título de este artículo no deja mucho al misterio? 😊

Porque sé que tú eres listo y sabes que voy a hablarte de la entrevista que me hicieron en el mejor programa de la radio, Las piernas no son del cuerpo con Juan Luis Cano y Curra Vidal.

En principio el protagonista era el libro Diario de una redactora peculiar, ¿todavía no lo tienes? Su libro, aquí caballero, dama, jovenzuelo…

IMG-20190626-WA0009

¿Vengo a hablar de mi libro en la radio o solo quiero abrazar a Juan Luis?

Esa es la realidad. El día que me enteré de la propuesta-invitación a la entrevista, solo podía pensar en lo mucho que admiro a Juan Luis Cano y Guillermo Fesser, conocidos por haber creado el mejor dúo radiofónico: Gomaespuma.

Quien haya crecido con ellos o ya fuera un joven  lechón entenderá que no sabía si al darme paso a las 10:15 me acordaría del argumento del libro o me pondría a cantar la sintonía del mítico programa.

Tanto uno como otro, llevan años por separado haciendo cine, radio y luchando por la Fundación Gomaespuma sin perder un ápice de humildad.

La humildad es lo que me gusta en las personas, pero si destaca en perfiles que podrían muy bien haberse dejado llevar por la tontería de la fama, más.😉

DiDCbwpXUAIQ6D-

Antes de una entrevista, los nervios son del cuerpo

He hablado en público tropecientas veces, he impartido cursos sobre el tema, y no es la primera vez que me hacen una entrevista ¿por qué acudieron todos los nervios que jamás había tenido?

Por el respeto hacia las personas con las que iba a hablar. La diferencia entre algunos personajes conocidos y estos profesionales  estriba en que ellos me trataron con cercanía, dulzura y humor. Las claves para que cualquier cosa sea un éxito.

Tratar a un entrevistado anónimo y a su libro, como si lo hubieran entrevistado en decenas de lugares es de agradecer

Déjate llevar, el mejor consejo ante periodistas que admiras

Cuando me preparé en Habilidades Comunicativas, se hacía hincapié en llevar bien preparada la entrevista, la conferencia, charla y de hecho, es lo correcto. Pero en esta ocasión, si había anotado algo por si me quedaba en blanco (nunca me ha pasado) quedó en el olvido.

En una pausa, Carlos Actrón y Mabi, fueron muy simpáticos conmigo pero lo mejor, el primero me dijo que iba a poner música que me gustaba y también una canción de Bunbury que vio en mi Twitter. ¿Qué hacer ante esa atención? Dejarse querer y dejarse llevar.

Así que entre preguntas y respuestas con el humor por medio, además de una buena reflexión de Juan Luis, sobre los que elegimos Humanidades y siempre somos vistos como los que viven en una nube, sonaron Los Flechazos (aunque ellos son los protagonistas del próximo libro en el que estoy trabajando)😀 y disfruté como una niña.

En realidad no sé qué añadir.

Para mí fue un lujo tener un hueco en el programa que no me pierdo todos los fines de semana. Y toda una experiencia que no olvidaré esa charla que mantuvieron conmigo, porque como dijo Carlos Actrón: “Estás entre amigos”

Y así, da gusto presentar tu libro con modestia, con emoción y con ganas de gritar que escribir ni es un capricho ni fácil, pero te da satisfacciones como las que hoy comparto contigo.

Gracias por leerme

Juana  Sánchez G.

¿Necesitas un redactor o un copywriter estrella?

Hola,

¿Todo bien? Así lo espero.

Comienzo con la pregunta del título: ¿Necesitas un redactor o un copywriter estrella? Va por ti estimado cliente.

Este artículo quiere reconocer la labor que realizan los profesionales de la redacción, el marketing de contenido y los creativos respecto a otros que pasan más tiempo impartiendo conferencias que ejerciendo su trabajo.

¿A quién no le gusta que le aplaudan o le den una palmada en la espalda? A mí

Soy redactora, profesora online y escritora. De vez en cuando, no me queda más remedio que pasar al primer plano, sobre todo por el tema de los libros.

Pero mis clientes son lo primero cuando llevo puesto el traje de redactora, de creativa.

Historias que llegan al alma, redactores que la dejan por el camino hacia el estrellato

Acabo de ver el anuncio de Arcos en Twitter, son las 20:38 y sé que lleva siendo TT todo el día, pero era el momento adecuado. Un minuto antes, había intentado escuchar un podcast de una copywriter estrella.

TRADUCCIÓN

Copywriter ⭐⭐⭐⭐ es esa mujer u hombre que se dedica a: mantener un canal de YouTube, un blog, concede entrevistas como si hubiera inventado la escritura y la persuasión. Y lo más importante, se hace llamar: conferenciante. ¿Pero no era antes una redactora?

Vamos a la RAE:

Conferenciante:  Persona que diserta en público sobre algún punto doctrinal.

Vuelvo al anuncio, ¿lo habéis visto? #YoTambiénSoyClara cuenta la historia de cualquier español que intenta ganarse la vida con cuatro trabajos y a pesar de ello, no le llega el sueldo a fin de mes.

Una historia redonda que muestra una realidad: una mujer que vive con su madre y tiene un hijo, que va de empleo en empleo durante el día y la noche, hasta que al final… 😉

¿Por qué las buenas ideas las tienen personas que no gustan de estar en un primer plano?

Detrás de ese vídeo cargado de emoción hay una persona a la que quizás no veamos ofrecer charlas ni talleres como si fuera un vendedor de no se sabe muy bien qué. Sinceramente no sé qué agencia está detrás.

Cuando Arcos confió en esa historia, fue porque estaba perfectamente construida. Mucho más creíble ese corto, que la realidad que nos venden los políticos.

Condensar en poco tiempo una vida, con diálogos creíbles, con tacto en cada palabra y manteniendo el tono, porque es muy fácil caer en la exageración, sólo puede ser fruto del trabajo de un buen equipo y de una persona que construye historias con alma.

Para mí, esa persona al igual que otros muchos redactores y creativos que conozco merece mi respeto

Luego están los que se suben a un escenario a decir obviedades, como si  hubieran olvidado su esencia, para dejar en un segundo plano las frases, los buenos titulares, y así aparecer en cada párrafo ellos en mayúsculas y con mucha purpurina. Cuando la protagonista, la estrella… ES CLARA.

attractive-bare-shoulder-beautiful-beauty-413924
Imagen|Pexels

Los redactores necesitamos exponernos para que nuestros futuros clientes conozcan nuestro trabajo

Es una forma de mantener una tienda donde te digo: “Pasa, mira y dime si te gusta lo que ves” y así evitar caer en esas ofertas donde te piden trabajar gratis porque creen que no eres real. 

Y lo eres, aunque no tengas un canal en YouTube, ni te hagan entrevistas todos los días, o una editorial te proponga escribir un libro porque tienes K’s seguidores.

Exponerse está bien. Es una parte más de nuestro trabajo. ¿Cómo vas a saber si te gusta cómo escribo si no ves alguna prueba?

El problema (para mí) llega cuando confundes querer ser una estrella de rock o de cine, cuando tu trabajo es el de escribir historias para los demás, una profesión honrada, con prestigio pero artesanal, y poco vas a aprender sobre cómo habla la gente, si te pasas el día subido en un escenario esperando los aplausos.

Ficha técnica:

No he podido evitar buscar información sobre la Agencia que está detrás del spot.

Agencia: El Ruso de Rocky   

Dirección Creativa Ejecutiva: Ángel Torres y Lucas Paulino
Director de Arte: Miguel Novillo, Estelle Gehin
Equipo creativo: Alvaro Marugán, Ángela Pacheco, Mario Carrillo, Marta Fernández
Equipo de Cuentas: Estefanía Gimeno, Izaskun Arríen, Ana Tablado, Marta González

Anunciante: ARCOS
Contacto del cliente: Ignacio Cervantes

Productora TV: Grupo Caribe.
Director Fotografía: Manuel del Moral
Fotógrafo: Victor Bensusi
Agencia de medios: La Pequeña Fábrica

Gracias por leerme.

Juana Sánchez G.

Cómo publicar un libro y no morir en el intento

Hola,

He dejado pasar un tiempo desde el último artículo por una poderosa razón: escribir.

Lo sé, soy redactora y es mi obligación. Pero estoy robando horas al día para crear una pequeña campaña y promocionar mi libro, los que sean de mi generación comprenderán que recuerde a Francisco Umbral.

Yo escribo y ESCRIBO

Ayer tuve una pequeña conversación con una persona experta en marca personal a la cual respeto, pero me llamó la atención cómo hablaba de lo fácil que es escribir. De hecho, me dijo públicamente que no se consideraba ni escritor, ni youtuber, ni blogger, ni formador, sólo eran actividades pero yo sí me autodenominaba escritora.

Lo que no sabe él es que escribo desde niña y además de mi  oficio, es de lo que me gustaría vivir

Porque ESCRIBIR ya sabemos que lo puede hacer cualquiera pero ESCRIBIR BIEN no todo el mundo.

Sé que el marketing y los amigos que te rodeen tienen más valor en ocasiones, que una buena trama o unos personajes que cautiven, en definitiva, una buena historia. Pero no es mi caso y hoy quiero compartir contigo cómo estoy viviendo este proceso, por si te sirve de ayuda.

Las noches se inventaron para escribir

Si te organizas bien y tampoco tienes muchas cargas familiares, la noche es el momento perfecto para sentarse frente al teclado, coger una libreta o el método que más nos guste. A día de hoy que ya estamos a 10 de mayo, sigo repasando el manuscrito de Diario de una redactora peculiar.

Por una razón sencilla: de nada sirve conseguir muchas opiniones en Amazon, por decir uno de los lugares donde podemos autopublicar, si éstas van de la mano de: “Hay errores, se percibe que el escritor no tiene riqueza de vocabulario, es un plagio de un libro de…”.

Si vamos a escribir un libro, al menos, aunque sólo vendamos diez ejemplares, que sean de calidad. Sé que moriría de la vergüenza si alguien me comentara algo similar. Fulminada caería al suelo.

Repasa, vuelve a leer y supera la timidez en las redes sociales

Lo dicho, antes de publicar tienes muchas oportunidades de leer tu manuscrito de dejárselo a un editor, a amigos, enemigos, y conocidos. Que nadie te señale con el dedo por una mala redacción de una maravillosa historia. Al menos, una historia que sonaba bien en tu cabeza.

Ten paciencia. Creo que fue el día 26 de abril de este 2019 cuando abrí un perfil con mucho pudor donde pongo escritora al lado de mi nombre: @SoyJuanaSánchez en pocas semanas tengo 88 seguidores, y personas (que no son amigos) que me preguntan por el libro o me confiesan sus historias.

¡Nunca dejes en una carpeta de tu escritorio o en una libreta una historia!

La obligación de quien se siente escritor es la de intentar que su libro salga a la luz. Que le dé el aire. Además, uno escribe por placer ¿no? Pues si tras una buena revisión, sientes que ha llegado el  momento lánzate a la piscina. Hace años publiqué en Amazon y ahora vuelvo a hacerlo, pero con más mimo y cuidado.

Crea tu página en Facebook y un blog

Un panadero de los buenos tiene que demostrar que su pan es el mejor y por eso pone su empeño en ello todos los días. Hablo del pan artesanal, pero también de los escritores que no juntan palabras pensando en el final en vez de en el proceso. Si antes de terminar tu libro ya estás imaginándote recibiendo premios en tu ciudad  o dando charlas, vamos mal.

Si escribes, demuestra que sabes hacerlo muy bien y plásmalo en una página en Facebook, donde tus futuros lectores comprueben que derrochas creatividad y, sobre todo, estableces una relación cercana con ellos, benditos seres que se han acercado a tu obra sin ser tú un autor conocido.

¿Preparado para recibir piropos?

Porque va a ocurrir. Si tu libro resulta que toca una temática que en este caso es personal, será fácil que tropieces con muchas personas que hayan vivido o estén viviendo lo mismo que tú. Y por fortuna, sigue habiendo gente agradable, amable. Que te envían un mensaje privado y te piden que sigas escribiendo.

El ego se ha de mantener a raya. Puedes llevar 20 años escribiendo, incluso 30, y tal vez desees que por fin alguien reconozca tu esfuerzo, o te emocione que ese mundo interior tuyo, tan especial, sea compartido por otros. Lo entiendo. Pero calma. Calma.

Si eres redactor, sabrás que en los comentarios de muchos de nuestros artículos hay opiniones favorables y aplausos, y comentarios negativos que tratan de sacar punta a cualquier error o expresión que no les haya convencido. ¡Eso es lo más sano del mundo! Una manera de no bajar la guardia.

Pippo Bunorrotri, un seguidor y un escritor

Anoche leí el comentario de Pippo, eran unos aplausos y aunque procuro entrar a todos los espacios de los seguidores (y a los que sigo) no me había detenido en su hogar. Me ha gustado mucho, pero lo que me ha enamorado es su presentación. Un texto que desprende una humildad que no va de la mano de muchos que quieren convertirse en ‘escritores’ sino en famosos. MUCHAS GRACIAS, PIPPO.

AUTOR- PIPPO BUNORROTRI

Si escribo,

es porque lo necesito.

Para hablar de lo que me callo,

hablar conmigo mismo

de lo que siento.

Porque no soy sabio, y

la poca sapiencia que tengo

los golpes de la vida

me la ha dado.

Si escribo,

es porque lo necesito.

Para henchir de aire nuevo

mis pulmones,

desamarrar la faringe y

dejar de estrujar el corazón.

Porque hace tiempo

un muerto en vida soy, aunque

la muerte jamás me la crucé.

Si escribo,

es porque lo necesito.

Para empuñar la pluma

como daga traicionera que es,

capaz de ensalzar o humillar

al más valiente y al más cobarde.

Porque tiempo ha

que con ella me defiendo

y en la miseria me revuelco.

Si escribo,

es porque lo necesito.

Para llorar sin lágrimas,

sangrar sin sangre, y

sufrir sin dolor.

Respirar sin aire,

bailar sin música,

reír sin reírme, y

sentirme mejor.

Si escribo,

es porque lo necesito.

Para poder crear,

el fuego y la mar,

el día y la noche, el Yin y el Yang.

Escribiendo puedo ser un dios pagano

inmortal, decidir vida y muerte puedo así

de un rey, de un sabio, de un cardenal

y hasta la de un don nadie.

Si escribo,

es porque lo necesito.

Para poder crear,

un mundo donde las lagrimas

no son más que los pesares

de una vida que hablar no puedo,

no porque no quiera, sino

porque la garganta muda se vuelve

y la mano se ofrece.

Si escribo,

es porque lo necesito.

Para contar al mundo

lo que siento,

lo que llevo dentro,

que ni soñar me deja…

Pippo Bunorrotri

Y por hoy, nada más.

Voy a construir el blog (de una vez) para alojar a mis pequeños y confieso que he aprendido con los años a no creer que mi historia era la mejor y que los demás tenían mucha suerte.

He aprendido que poco a poco, y dando lo mejor de mí, borrando párrafos y volviéndolos a escribir, es como una se hace una escritora.

Te animo a que escribas siempre y cuando te apasione este mundillo.

¡Hasta pronto y gracias por leerme!

Juana Sánchez González

#quieroseredactor IV

 

 

jerrylewis
Jerry Lewis y la máquina de escribir de Leroy Anderson

 

Hola, al final lo de publicar el martes se va a convertir en tradición pero la culpa en esta ocasión es de mi conexión pésima. De hecho estoy tecleando por encima de mis posibilidades.

Esto me hará ir al grano y no perderme en jardines ni bosques.

 

El día que una desconocida me pidió ‘cuatro letras’ para dárselas a su maltratador

 

Hace casi dos años abrí un canal en Ivoox donde locutaba textos propios, no lo voy a compartir porque no es el momento. Un alter ego ponía voz a historias de corte erótico y me abrí una cuenta en Twitter.

No pensaba ni en quién podría escuchar esos audios ni en nada, lo confieso. La vida no se estaba portando bien conmigo y escribir y locutar por la noche fue una válvula de escape. Y como la magia se da precisamente en circunstancias donde nadie la espera, un día recibí un mensaje extraño, tierno y conmovedor.

Una mujer, dijo que le gustaba mi voz y mi forma de expresarme. Ella necesitaba a una redactora que le escribiera ‘cuatro letras’ porque debía volver a casa de sus padres y en ese lugar, habitaba un familiar que abusó de ella cuando era niña. ¿Le haría yo el favor de escribir esa carta?

 

Antes de escribir, ponte en los zapatos de la otra persona

 

¿Impactados? Imagino que como yo. Por resumir os diré que me contó, siempre a través de Twitter, que no imaginó volver a ver la cara de esa persona pero que a pesar de ser una adulta le temblaba el cuerpo sólo de pensar tenerlo delante y que no sabía muy bien la razón pero confiaba en mí.

Tras darle las gracias, le pedí que me contara lo que ella quisiera y qué deseaba decirle a ese hombre.

Fue clara: ya no te tengo miedo. A partir de ahí yo tenía que escribir un breve discurso que ella le diría en cuanto lo tuviera delante

Sé que parece el guión de una película pero es tan real como que mañana amanecerá, que no es poco. Desgraciadamente, esta víctima de abusos cuando no se denunciaban, no era ni es la protagonista de una ficción.

 

El texto más difícil de escribir en mi carrera, una carta a un maltratador

 

¿Qué le diría yo a un maltratador? ¿Qué impacto tendrían esas palabras en un ser capaz de hacer esas cosas a una cría? La cuestión es que pensé en ella y en lo aliviada que se sentiría al poder afrontar el momento con un puñado de palabras.

“Quien escribe estas líneas es ya una ADULTA, una mujer fuerte como una roca. Jamás olvidaré lo que ocurrió cuando era una niña. No creas que vivo con miedo, rencor o rabia. Para mí eres invisible. Una parte de mi historia que he borrado pero no olvidado. Por respeto a MIS PADRES, sólo te voy a pedir un favor: no pises JAMÁS su casa. Mi casa.

No te temo. No me importas, pero ELLOS sí. Si te veo por una maldita casualidad sonreiré porque la educación me sale por los poros, pero fíjate en mis ojos porque ellos no han olvidado el dolor que causaste. Así que te repito: piensa en el jamás más grande que puedas, en el nunca más enorme. Porque jamás y nunca quiero que pises esa casa.”

Y este texto fue el que salió cuando me puse en su piel.

Esta fue su respuesta: 

“En estos últimos días me ha recorrido tanto miedo por todo el cuerpo, que creo que lo he absorbido, con tu ayuda además he sido capaz de digerirlo y lo que es mejor aún, ahora me siento genial, fuerte y capaz.

Seguro que te hago sonreír, llevo tres copias de la carta, una en la maleta en el mismo sobre donde guardo documentación “importante”, otra en un bolsillo con cremallera dentro de mi bolso de mano, y una tercera en el bolsillo del chaquetón que me pondré dentro de unas horas cuando salga, y que me pondré una vez baje del bus.

No soy exagerada aunque lo parezca, creo que las cosas importantes deben tener más un lugar. Cuanto más los leo, con más valor me siento.”

 

letter-447577_640

 

Cuando escribir se convierte en un oficio maravilloso que alivia un dolor

 

Sé que el feminismo ha hecho mucho por las mujeres, soy una gran admiradora de Clara Campoamor y de todas las mujeres anónimas que han sacado adelante a sus familias, y de todas aquellas que han luchado por mejorar nuestros derechos.

Pero soy alérgica al feminismo que va ligado al postureo, a la camiseta, al mucho ruido y al mensaje vacío. Cualquiera, sin hacer nada, puede coger la bandera del feminismo y ondearla.

Dar pequeños pasos, pasos que vayan de la mano de conseguir pequeños logros es el objetivo de cualquier causa. Y la mía, desde el anonimato fue escribir este texto para ella, la desconocida que me enviaba mensajes contándome su historia porque estaba sola.

 

Hoy tampoco hay consejo para que seas un redactor brillante. Hoy sólo te he abierto mi corazón y te he mostrado que escribir es importante.

Las palabras alivian un sufrimiento, dan alas a las personas que han sufrido y pueden ayudar a sentirte poderoso.

El final de esta historia, me lo guardo.

Dedicado a todas las mujeres que sufrieron maltratos cuando lo normal era callar.

 

Joana Sánchez G.

#quieroseredactor I

jerrylewis
Jerry Lewis y la máquina de escribir de Leroy Anderson

 

Hace dos días comencé con una introducción sobre esta serie de consejos que os daré a título personal sin pretensión alguna de sentar cátedra. Si te gustan, comparte. Si te resultan útiles, comparte. Si sólo deseas leer, lo comprendo.

Resulta un tanto cansino oír: suscríbete a mi canal, sígueme en todas mis redes sociales, etcétera. ¿Estamos rodeados de clones o estamos realmente viviendo en Blade Runner.?

 

Sin sentido de humor yo no salgo a la calle

 

¿Pero esta serie de artículos no iba de escribir? Sí.

¿De redactores digitales? Sí.

¿Un artículo por semana? Sí. El anterior fue la introducción. Cada miércoles tendrás uno.

Pero no esperes que te dé una clase gratuita como hacen esas almas caritativas que luego te cobran un riñón por  uno de sus cursos, esto va de las memorias de una redactora

Por ejemplo, si un día os dicen que van haceros un contrato (ejem) en una agencia de publicidad, preparaos para escribir sobre cualquier tema. En ese lugar, no importa si es una agencia grande-mediana-pequeña, tú eres Cervantes.

 

Documéntate, mézclate con el producto

 

Tuve que escribir sobre piscinas. Yo no tengo piscina. Conozco la piscina municipal donde en ocasiones he nadado. No sé nada sobre piscinas de lujo, ni sobre los materiales que se emplean para construirlas ni los accesorios que las acompañan para que resulten más atractivas al usuario.

¿Qué hice? Además de hablar con su simpática propietaria, documentarme. Convertirme en una experta en el tema. Observar esos lugares paradisíacos donde instalaban esos rectángulos o redondeles (qué bonita es la palabra redondel) y pensar que yo era una de ellos.

Un miembro más de esa familia ideal que suelen elegir algunos diseñadores, que no se parecen en absoluto ni a tus padres, ni a tus hermanos y mucho menos a tus vecinos

Pero como redactora, tenía que hacer un ejercicio similar al del actor cuando se mete en el papel de un personaje que es ajeno a su forma de pensar. Así logré convertirme en una experta en CLIP-ON SPA.

santorini-1663658_640
Os aseguro que no soy la de la foto

 

 

Convierte el producto en el centro del universo

 

Asistí a reuniones largas donde el amor y la pasión que sentía el cliente hacia sus piscinas caló en mi interior. Toqué diferentes baldosas, sentí distintas texturas y observé infinidad de colores que ni sabía que existían.

Pregunté y oí  curiosidades acerca de las peticiones más peculiares y cogí ideas. Un redactor tiene que tener buen oído además de un buen fondo de vocabulario.

Con humildad, pero creyendo que iba a comprar una de esas fantásticas piscinas, escribí sobre ellas:

  • Fiestas en la piscina en fin de año.
  • Cómo decorar tu piscina para una ocasión especial.
  • Cómo mantener tu piscina durante el invierno.
  • Ferias sobre piscinas a nivel internacional.

 

Esos artículos fueron escritos con mucho cariño hacia el producto y la marca, ahora sé que esas palabras se perderán como lágrimas bajo la lluvia.

O tal vez no, y un lector con sensibilidad además de amor por el cloro, se dará cuenta de que en algunos textos hay una redactora detrás, que eligió cada palabra con mimo.

 

Joana Sánchez G.

10 artículos para empezar 2019, #quieroseredactor

 

jerrylewis
Jerry Lewis y la máquina de escribir de Leroy Anderson

 

Año nuevo, propósitos ídem. Qué falta de originalidad, ¿verdad?

Te equivocas, jamás hago ese tipo de listados por lo que esto es una novedad para mí.

He decidido que al igual que cuido los blogs de los demás con todo el afecto del mundo, es hora de ofrecer contenido desde mi hogar, de donde surgieron la mayoría de los proyectos en los que ahora colaboro como redactora.

10 artículos sobre los pasos a seguir para ser un buen redactor

 

Sí, es una de esas listas que ya sabes que funcionan tan bien a la hora de leer. Yo capto tu atención, tú buscas esta información y desde experiencias personales, te voy a contar qué pasos son los adecuados para dedicarse a esto de la redacción digital.

¡Ojo! No son los mejores, pero sí son los míos y están basados en experiencias reales. Quizás te sirvan para animarte y sumergirte en el maravilloso mundo del tecleado de artículos, reseñas, descripciones, biografías y todo aquello que el cliente demande.

 

Aquí vas a leer el trabajo de una redactora nada cool

 

Me gusta escribir, desde siempre. Y creo que un blog dedicado a este menester debe cuidar sus palabras, medir lo que dice pero sobre todo, no dejar de lado lo más importante en todo oficio: la humildad.

Y ser humilde, que seas humilde, que tu lema en la vida sea ser humilde, es el primer consejo que te regalo.

En las universidades, algunos profesores, en cursos especializados, o en páginas de gurús, se tiende a hacer hincapié en la importancia del que escribe, cuando lo que debe brillar es el texto, la idea y su ejecución.

 

Ser redactor, implica renunciar a tus sueños literarios

 

Al igual que un periodista debe ceñirse a la noticia, sobre todo si hablamos de periodismo del bueno, un redactor digital debe ceñirse a lo que el cliente le demanda. Lo sé, seguro que tienes muchas ideas. Y alguna de ellas, es incluso buena.

Pero aquí hemos venido a poner nuestro talento al servicio de otros, y les debemos el máximo de los respetos. Cada semana, iré desgranando uno de los pasos que debes seguir si de verdad te gusta el mundo de la redacción.

Escribir para los demás es una elección, que se lo digan a los guionistas de grandes obras del séptimo arte.

Nos leemos.

 

Joana Sánchez G.