El misterio de los artículos sin un ❤️ corazón👍🏽un like y 0 comentarios

¿Cómo es posible que este artículo tan bueno tenga cero comentarios?

Me pasa con frecuencia. Necesito información, la encuentro y compruebo que nadie da las gracias al autor del artículo. No es ninguna desgracia si quien lo redactó lo hizo por amor al arte o fue un hecho puntual.

El problema viene cuando te dedicas a escribir y tus artículos no tienen repercusión alguna.

Somos muchos en este barco llamado internet y no es tarea fácil hacerse un hueco. Aprovecho la ocasión para dar las GRACIAS a quienes dejáis un me gusta y además os leéis el texto 🙂

tenor

Los corazones de los lectores hay que ganarlos a base de buen contenido

No voy a descubrir nada nuevo, pero sí voy a recordar algunas cuestiones que pueden servir para clientes o personas que no comprenden cómo sus artículos  pasan sin pena ni gloria cuando han trabajado en ellos.

No existe una fórmula magistral y la tengo yo, pero sí poseo mi propio método tras haberme caído unas cuantas veces, ya sabéis que yo de gurú nada de nada.

Además de:

  • Un buen contenido.
  • Resolver una necesidad.

Hay que dedicar tiempo a escribir.

Si deseas que te lean, y además que alguien invierta unos segundos de su vida en dejarte un comentario, ofrece algo escrito no sólo con el corazón, también con profesionalidad.

Si bien me gusta saber algo más sobre el que escribe, la realidad es que puedo vivir sin conocer qué desayuna, come o cena. Si es un experto en Literatura, aspiro a que me ayude con sus conocimientos, no con su dieta.

En ese error caen o caemos al principio, en el de contar asuntos personales, que tienen su encanto pero que hay que dosificar.

Fíjate en los grandes redactores, no temas no saber de todo

¿Cómo se hace un gran deportista? Con actitud positiva, sí. ¿Entrenando? ¡Sí! Y con eso vuelvo al tiempo. Si no dedicas horas de tu día a escribir no podrás entrenar la escritura, y se entrena, vaya que si se entrena.

Si nunca has tenido la necesidad de levantarte de la silla, estirar bien la espalda y dar vueltas por tu casa o donde escribas para despejar la cabeza, no estás ‘entrenando’ lo suficiente.

Y sobre todo, si te cierras como una ostra y no sigues el trabajo de otros redactores que llevan más tiempo que tú en el oficio , poco o nada vas a crecer y seguirás ofreciendo lo mismo a tus clientes.

Soy bueno escribiendo, ¿por qué nadie le da al ‘me gusta’ o me regala un corazón?

  • Quizás no eres tan bueno. Qué mal me siento al escribir estas palabras pero son ciertas. Hay personas a las que se les adjudica el papel de redactor en una empresa.  Saben unas cuantas normas básicas para estructurar un texto, pero su trabajo se parece al de un millón que pululan por la red.
  • Escribes para ti o para el lector. Hace unos días una editora lanzó esa pregunta  vía Twitter y respondí: Escribo para mí con la esperanza de que haya mucha gente que le guste lo que hago. Ahí contestó mi alter ego. Un redactor de contenidos tiene que escribir para el lector.
  • El objetivo del blog o de la página web no se entiende. Veo una foto del equipo donde llevan nariz de payaso por no sé qué fiesta, leo un post con información sobre el sector al que se dedican junto a una foto de un banco de imágenes que todos hemos visto: este chico con barba pelirroja.
adult-2449725_640
Aquí está nuestro amigo, creo que no era consciente de que iba a encabezar miles de artículos. A veces, ni agradecen al autor, servidora sí: Rawpixel, mil gracias.

Sé original sin llegar a ser histriónico… ¡Sé como te pida tu cliente y algo más!

Las tentaciones son diversas. Los memes. Los gifs. Los emoticonos. Las imágenes impactantes. Listados curiosos. Enlaces y más enlaces para generar más tráfico. Elegir palabras clave y abusar de ellas, sembrando el texto como si fuera un campo fértil.

Antes de escribir hay que preguntarse:

  • ¿Quién es mi cliente?
  • ¿Qué busca?
  • ¿Cuál es su público?
  • ¿Cómo se relacionan verbalmente sus seguidores?
  • ¿Conozco su jerga?
  • ¿Detestan los memes o se los tomarán con humor?
  • ¿Tengo confianza con este cliente para plantear otra estrategia?

Obviamente, en un blog dedicado a la administración no vamos a emplear un tono desenfadado. ¿He dicho yo eso? Pues me retracto. Nos debemos al cliente, pero hay muchos profesionales que apuestan por un tono diferente al de su competencia y eso no quiere decir que el contenido no sea útil y serio.

Manuel Amate, el cliente con el que soñamos todos

No sé si conocéis a Manuel Amate de Domo Electra. En mi caso (momento personal) fue gracias al que entonces era mi pareja.

Le conocí en sus inicios y escribí un artículo sobre su caso: un electricista que acaba dando charlas en las universidades y que en 2019 tiene más suscriptores en YouTube que muchos expertos en marketing.

¿La razón? Supo encontrar un tono cercano y ofrecer un contenido didáctico a la par que divertido en una profesión que podría pasar desapercibida, ¿verdad?

Un Técnico Superior en Instalaciones Electrotécnicas, una persona que decide emprender y gracias a un amigo se introduce en el mundo digital donde traslada su forma de comunicar y hablar con los proveedores a las redes sociales.

canal_youtube_domo_electra_manuel_amate_suscribete_con_pasion
Manuel Amate, fundador de Domo Electra, excelente profesional y comunicador

Un hombre que dio vía libre a emplear la creatividad, pero que tiene una estrategia bien definida y que no ha abandonado a lo largo de los años.

Si analizamos su trayectoria desde 2011, su cercanía sigue intacta, sus textos son resolutivos y sus vídeos prácticos con algunas pinceladas de humor. Ha logrado crear una COMUNIDAD y desde luego atesora muchos corazones y likes.

A modo de conclusión diría que para que tus artículos no pasen sin pena ni gloria, aquí tienes mi particular receta:

1 pizca de creatividad.

2 puñados de paciencia.

3 sorbitos de profesionalidad mezclado con trabajo duro.

4 kg de comunicación con tu cliente.

Aderezado todo con mucha pasión y respeto por lo que haces.

Gracias por leerme y por ese me gusta 🙂

Juana Sánchez G.

#quieroseredactor I

jerrylewis
Jerry Lewis y la máquina de escribir de Leroy Anderson

 

Hace dos días comencé con una introducción sobre esta serie de consejos que os daré a título personal sin pretensión alguna de sentar cátedra. Si te gustan, comparte. Si te resultan útiles, comparte. Si sólo deseas leer, lo comprendo.

Resulta un tanto cansino oír: suscríbete a mi canal, sígueme en todas mis redes sociales, etcétera. ¿Estamos rodeados de clones o estamos realmente viviendo en Blade Runner.?

 

Sin sentido de humor yo no salgo a la calle

 

¿Pero esta serie de artículos no iba de escribir? Sí.

¿De redactores digitales? Sí.

¿Un artículo por semana? Sí. El anterior fue la introducción. Cada miércoles tendrás uno.

Pero no esperes que te dé una clase gratuita como hacen esas almas caritativas que luego te cobran un riñón por  uno de sus cursos, esto va de las memorias de una redactora

Por ejemplo, si un día os dicen que van haceros un contrato (ejem) en una agencia de publicidad, preparaos para escribir sobre cualquier tema. En ese lugar, no importa si es una agencia grande-mediana-pequeña, tú eres Cervantes.

 

Documéntate, mézclate con el producto

 

Tuve que escribir sobre piscinas. Yo no tengo piscina. Conozco la piscina municipal donde en ocasiones he nadado. No sé nada sobre piscinas de lujo, ni sobre los materiales que se emplean para construirlas ni los accesorios que las acompañan para que resulten más atractivas al usuario.

¿Qué hice? Además de hablar con su simpática propietaria, documentarme. Convertirme en una experta en el tema. Observar esos lugares paradisíacos donde instalaban esos rectángulos o redondeles (qué bonita es la palabra redondel) y pensar que yo era una de ellos.

Un miembro más de esa familia ideal que suelen elegir algunos diseñadores, que no se parecen en absoluto ni a tus padres, ni a tus hermanos y mucho menos a tus vecinos

Pero como redactora, tenía que hacer un ejercicio similar al del actor cuando se mete en el papel de un personaje que es ajeno a su forma de pensar. Así logré convertirme en una experta en CLIP-ON SPA.

santorini-1663658_640
Os aseguro que no soy la de la foto

 

 

Convierte el producto en el centro del universo

 

Asistí a reuniones largas donde el amor y la pasión que sentía el cliente hacia sus piscinas caló en mi interior. Toqué diferentes baldosas, sentí distintas texturas y observé infinidad de colores que ni sabía que existían.

Pregunté y oí  curiosidades acerca de las peticiones más peculiares y cogí ideas. Un redactor tiene que tener buen oído además de un buen fondo de vocabulario.

Con humildad, pero creyendo que iba a comprar una de esas fantásticas piscinas, escribí sobre ellas:

  • Fiestas en la piscina en fin de año.
  • Cómo decorar tu piscina para una ocasión especial.
  • Cómo mantener tu piscina durante el invierno.
  • Ferias sobre piscinas a nivel internacional.

 

Esos artículos fueron escritos con mucho cariño hacia el producto y la marca, ahora sé que esas palabras se perderán como lágrimas bajo la lluvia.

O tal vez no, y un lector con sensibilidad además de amor por el cloro, se dará cuenta de que en algunos textos hay una redactora detrás, que eligió cada palabra con mimo.

 

Joana Sánchez G.

10 artículos para empezar 2019, #quieroseredactor

 

jerrylewis
Jerry Lewis y la máquina de escribir de Leroy Anderson

 

Año nuevo, propósitos ídem. Qué falta de originalidad, ¿verdad?

Te equivocas, jamás hago ese tipo de listados por lo que esto es una novedad para mí.

He decidido que al igual que cuido los blogs de los demás con todo el afecto del mundo, es hora de ofrecer contenido desde mi hogar, de donde surgieron la mayoría de los proyectos en los que ahora colaboro como redactora.

10 artículos sobre los pasos a seguir para ser un buen redactor

 

Sí, es una de esas listas que ya sabes que funcionan tan bien a la hora de leer. Yo capto tu atención, tú buscas esta información y desde experiencias personales, te voy a contar qué pasos son los adecuados para dedicarse a esto de la redacción digital.

¡Ojo! No son los mejores, pero sí son los míos y están basados en experiencias reales. Quizás te sirvan para animarte y sumergirte en el maravilloso mundo del tecleado de artículos, reseñas, descripciones, biografías y todo aquello que el cliente demande.

 

Aquí vas a leer el trabajo de una redactora nada cool

 

Me gusta escribir, desde siempre. Y creo que un blog dedicado a este menester debe cuidar sus palabras, medir lo que dice pero sobre todo, no dejar de lado lo más importante en todo oficio: la humildad.

Y ser humilde, que seas humilde, que tu lema en la vida sea ser humilde, es el primer consejo que te regalo.

En las universidades, algunos profesores, en cursos especializados, o en páginas de gurús, se tiende a hacer hincapié en la importancia del que escribe, cuando lo que debe brillar es el texto, la idea y su ejecución.

 

Ser redactor, implica renunciar a tus sueños literarios

 

Al igual que un periodista debe ceñirse a la noticia, sobre todo si hablamos de periodismo del bueno, un redactor digital debe ceñirse a lo que el cliente le demanda. Lo sé, seguro que tienes muchas ideas. Y alguna de ellas, es incluso buena.

Pero aquí hemos venido a poner nuestro talento al servicio de otros, y les debemos el máximo de los respetos. Cada semana, iré desgranando uno de los pasos que debes seguir si de verdad te gusta el mundo de la redacción.

Escribir para los demás es una elección, que se lo digan a los guionistas de grandes obras del séptimo arte.

Nos leemos.

 

Joana Sánchez G.

He cumplido 50 años y quiero escribir

 

blog-dianekeaton

Diane Keaton, interpreta a una maravillosa escritora en Cuando menos te lo esperas junto a Jack Nicholson

 

Parece que al llegar a una cifra redonda en nuestra tarta de cumpleaños nos entra un escalofrío e ipso facto, pensamos en famosos que tengan nuestra edad. Nos fijamos en su aspecto y en lo exitosa que es su vida.

Quizás la tuya ha sido y es complicada pero tienes una personalidad arrolladora o simplemente ganas de aprender y eso es lo realmente ATRACTIVO de ti.

Has cumplido 50, 60, 70 u 80, da igual. La cuestión es que sigues interesado/a por tu entorno y quizás escribir fue algo que quedó en el tintero de tus deseos.

 

¿Qué te gustaría aprender?

 

Conozco a personas con mucho talento que podrían compartir por internet: poemas, relatos cortos, experiencias propias, anécdotas relacionadas con su lugar de origen y que no se atreven a dar el primer paso porque no saben cómo empezar.

Si tú eres una de esas personas, dímelo y vamos a tratar de hacer algo juntos.

Escribir es terapéutico, práctico, divertido, una distracción, un oficio, un lugar donde escapar y sentirnos mejor

 

Eres testigo de que no hay edad para aprender o emprender.

El ejemplo de Rosa Ferro es la prueba, pero detecto en algunos comentarios de su canal de YouTube que algunas mujeres dicen no saber cómo moverse por internet.

Probablemente  ese “no saber moverse” se deba a que tienen profesiones donde no han de usarlo a diario o no tengan tiempo de practicar.

Si la pereza no es tu compañera, si a ti lo que te va es estar al día y no vives en el pasado, cuéntame qué desearías aprender relacionado con escribir en Internet

Estoy preparando un taller, que podrás hacer desde casa si tienes un ordenador o tableta y quieres darles uso.

 

Joana Sánchez