Mis Libros

Desde que aprendí a escribir no he parado. Primero fueron cuentos plagiados a Enid Blyton, después novelas que querían emular a los ganadores de los premios Planeta que andaban por casa.

De los 8 a los 13 años se forjó esta necesidad: escribir.

He disfrutado con la lectura, desde los artículos de Elvira Lindo, a obras maestras como Cien años de soledad de Gabriel García Márquez.

Lo mío no es un antojo, no es un capricho, escribir forma parte de mi personalidad y de mis hábitos.

Con 20 años participé en un concurso en M80 y leyeron mi relato por la radio, se titulaba Cosas del amor, y era de todo menos romántico. Toda mi familia estuvo atenta y les obligué a que lo grabaran.

De adolescente formaba parte de lo que estaba de moda: un fanzine. En la universidad escribí una columna para el periódico.

Me encantaba sentarme en el autobús al lado de lectores-estudiantes (y algún que otro profesor) que no tenían ni idea de quién era.

He seguido escribiendo para otros, como redactora freelance pero prometo que no hay mayor placer que sentarse frente a un folio en blanco y dar forma a una idea que te da vueltas por la cabeza.

No importa la temática: un pequeño relato sobre algo que te hizo esbozar una sonrisa,  hasta una historia más elaborada.

 

Y llegó el momento de publicar oficialmente

 

En 2012 publiqué un manual titulado: Soy tímido, pero a Churchill pongo por testigo de que hablaré en público. Me lo pedía todo lo que había vivido en aquellos dos años.

Un vaso de leche, por favor vino poco después para demostrar que lo que me entusiasma es robar historias ajenas. Pasear, ir en el autobús y que los personajes anónimos formen parte de la trama.

Ficticios o reales, hay personas que parecen personajes y viceversa

Ahora he publicado Agorafóbica perdida, basado en hechos reales y con un humor negro que asombra a quienes han pasado por alguna circunstancia similar. Confieso sin pudor que está gustando y que a 12 de mayo de 2019, con sólo unas semanas en circulación su acogida es buena.

Es lógico. Nos gusta leer  historias en las que nos podemos reconocer, y será por ansiedades y fobias…

Pero en lo que he puesto toda la carne en el asador es en Diario de una redactora peculiar.

 

Diario de una redactora peculiar, mi ilusión

 

Está en pleno proceso de corrección, y sé que cuando salga a la luz, haré todo lo que esté en mis manos para que llegue a cuantos más lectores mejor.

Es cierto, un escritor escribe para uno, pero también es un egoísta si pretende que sus libros permanezcan en el anonimato.

Muchos pequeños-grandes libros me han hecho feliz, por lo que este diario de esta redactora peculiar, intentará volar alto con esa misión.

Ya era hora de que los secundarios, los que permanecen en la sombra y en las sombras, asomaran la cabeza como protagonistas. Periodistas, negros literarios, escritores que nunca han publicado.

Es un libro que recoge las vivencias de una redactora desde niña hasta la madurez. Con sus peculiaridades y sin censura alguna respecto a sus vivencias. Porque un escritor que no ha vivido poco tiene que contar a los demás a no ser que se llame Julio Verne.

 

 

Si has llegado hasta aquí, te dejo el enlace de la página que he creado en Amazon, la web está en proceso de construcción ya que como escritora artesana, la estoy haciendo yo con mis manitas.

Gracias por leerme.

 

LOS LIBROS DE LA ESCRITORA QUE ESCRIBÍA PARA LOS DEMÁS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s