Libros

 

IMG-20190626-WA0009Redactora o escritora

Escribí Diario de una Redactora Peculiar porque se lo debía a mi padre. También porque me gusta la gente anónima y formo parte de ese club. El club de los redactores anónimos.

La trama sería sencilla: contar mis experiencias con un añadido, la protagonista ha de luchar en la niñez, adolescencia y madurez con la ansiedad y  la agorafobia, lo cual no impedirá que viva situaciones rocambolescas, como montar en avión por primera vez con 30 años junto a una monja y codearse con personajes conocidos dentro del gremio de la comunicación.

Todo ello salpicado por una niñez en el contexto de los años 80 en un barrio de la periferia de Alicante, donde las niñas jugaban a la goma, y algunas un tanto peculiares hablaban con sus amigas sobre la gente que iría a su funeral.

Un jefe con faltas de ortografía, unido a un programa de radio le regalará un pasaje a Madrid y la oportunidad de conocer a periodistas que ve por la televisión hasta que cierran Canal +

Una historia de verdad que parece mentira


Agorafóbica Perdida

 

Mientras tanto: Agorafóbica perdida ha sido acogido con cariño, casi con mimo por los lectores.

Agorafóbica perdida es un desnudo emocional en toda regla. No es un libro de autoayuda, y sí un cuento donde una niña afronta esta  enfermedad, problema o forma de ser, con un sentido de humor similar al de Woody Allen pero sin ser judía.

PORTADA AGORAFÓBICAPERDIDA
HAZTE CON ÉL POR 4,15 euros


Microrrelatos para leer en el autobús

PLANTILLA PORTADA DE AMAZON TAPA BLANDA - copia
Hazte con él por sólo 4,16 euros

Escribir relatos breves para una persona que habla mucho y escribe ídem es un reto, pero lo conseguí.

Un día me di cuenta  de que cada vez que me ocurría algo digno de compartir con los amigos, podía ser breve y poner una pincelada de humor.

Hace poco, comencé un juego con los lectores: 1 palabra, 1 microrrelato personalizado.

El resultado les entusiasmó y a mí la primera. En una tarde redacté 16 microrrelatos sobre 16 personas que no conocía.

Así nació este libro, ideal para leer este verano en el autobús, metro o en la playa.

 

 

He sido repelente, agorafóbica, pedante y rara. Me gusta escribir, creo que es lo único que se me da bien, tal vez cantar si me pilla el día bueno.

Atesoro datos, y me lo paso muy bien charlando sobre temas que me apasionan. Me atraen las historias de personajes que me topo en el autobús. No todas son interesantes pero merecen ser escuchadas.

 

Escribir no es fácil ni romántico

 

Escribir consiste en encerrarse en una habitación con bolígrafo o portátil y escribir, escribir y escribir.

Sufrir, divertirte y sonreír a solas como si el personaje te hubiera dado las gracias por regalarle un diálogo interesante.

 

GRACIAS A QUIENES HABÉIS COMPRADO ALGUNO DE LOS LIBROS 

 @SoyJuanaSánchez

 

ME HACE MÁS ILUSIÓN QUE MONTAR EN GLOBO

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Juana Sánchez G.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s