Aumentar tus ingresos como redactor, Javier Pastor tiene la respuesta

Estamos en plenas navidades. Y miras tu cuenta en el banco y ves que no te llega ni para hacer un regalo simbólico a tus familiares. Cobras poco, mal y has de esperar a que te paguen.

Como mucho estás cobrando 20, 30 euros y aunque sabes que estás regalando tu trabajo temes quedarte sin clientes. ¿Merece la pena trabajar prácticamente gratis, si puedes ofrecer a ese cliente algo más que un texto valioso pero no te atreves a mostrar lo que te hace diferente al resto por temor a que se vaya con otro?

Esta mañana, Roger García ha compartido este excelente artículo de Javi Pastor sobre cómo ingresar más dinero si eres un redactor freelance.

Sencillo:

1) Demostrando que tu trabajo es bueno y sin temer pedir más dinero porque lo que vas a ofrecer a cambio le hará mejorar en su proyecto al cliente.

2) No haciendo gratis, labores como la maquetación o similar.

Este fragmento es de mis favoritos:

Cuando estamos empezando y creemos que el cliente nos está haciendo un favor a nosotros al contratarnos tenemos permiso para caer en el error de aceptar, pero si nos encontramos en ese punto en el que sabemos que el favor es de nosotros a ellos, eso hay que cobrarlo.

Subir un post desde un Docs de Drive o un Word al CMS o gestor de contenidos cuesta. Lleva su tiempo si se quiere hacer bien.

¿Por qué no ibas a cobrar por eso?

Para saber cuánto cobrar habría que hacerse unas cuantas preguntas:

  • ¿Incluye rellenar el title, meta y URL?
  • ¿Incluye buscar y subir fotografías para el cuerpo del texto?
  • ¿Incluye buscar y subir la imagen principal del artículo?
  • ¿Incluye la optimización SEO de todas esas fotografías?
  • ¿Incluye la maquetación con shortcodes (un clásico de WordPress)?

Por resumir, ya que os recomiendo leer el artículo completo de Javi Pastor, pero que nadie se mueva, sobre todo mis clientes 😄 añadiré que lo fundamental es que nuestro cliente sepa con claridad, que no solo está contratando a una persona que va a escribir muy bien sus textos, también los va a saber posicionar, elegir buenas imágenes y controlar las consultas que está recibiendo su web o blog.

Ser un buen redactor no pasa solo por cobrar 80 euros (que también) sino por demostrar que vales ese dinero que el cliente paga.

Gracias por leerme.

Juana Sánchez G.

J’acusse…! Carta a los clientes de la redactora peculiar

J’acusse…!

CARTA A LOS CLIENTES DE ESTA

REDACTORA

Estimado cliente,

Permítame que me dirija a usted de un modo general, ya que no puedo dejar fuera de esta misiva algún nombre y después ser acusada de trato de favor.

Los hechos que me llevan a redactar estas letras se remontan a quince años atrás cuando comencé este trabajo tan lleno de espinas como  de alegrías.

Usted es el culpable de que a finales de 2019, siga enarbolando la bandera del redactor como un oficio digno y necesario en esta sociedad donde se insiste en que hombres y mujeres no leen.

Yo acuso a todas esa bocas que pronuncian semejante atrocidad: ¡Se lee! ¡Se escribe!

Por esa razón, mi estimado cliente, le doy las gracias por confiar en mí.

En esta redactora que escribe textos para su página web, busca frases ingeniosas para sus artículos e investiga hasta el infinito para encontrar esa palabra que desea, como si fuera una arqueóloga en busca del tesoro aún por descubrir.

Sin palabras, las calles no tendrían nombre. Las canciones carecerían de letras. Los ‘te quiero’ se esfumarían y sólo nos quedarían las pantallas vacías, quizás llenas de imágenes sin sentido.

Yo acuso, a quienes escriben sin haber leído.

Yo acuso, a quienes se hacen llamar redactores y no aman la palabra.

Yo acuso, a quien promete un buen posicionamiento pero un texto sin alma.

Yo acuso, a quien iguala  escribir a tener un trabajo de mentira.

Usted, cliente que respeta mi oficio y desea que el suyo brille gracias a un texto escrito con delicadeza y a la vez, con la misma garra que un tigre ataca a su presa, merece toda mi gratitud.

Gratitud que otros no ven y reflejan de diversas formas: no pagando por los servicios prestados, como si este trabajo fuera menos valioso que el suyo.

Gratitud por no pensar que me está dando una limosna, sino pagando por un servicio como lo hace cuando compra sus viandas frente al ordenador o en el supermercado.

Como despedida, le deseo que en 2020 sigamos juntos, para que las palabras se oigan más fuerte sea cual sea el soporte, porque esta sociedad las necesita.

Atentamente,

Juana Sánchez G.

Cómo afrontar una entrevista sobre tu libro ante tus ídolos. Las piernas no son del cuerpo

maxresdefault

Hola,

¿Solo a mí me parece que el título de este artículo no deja mucho al misterio? 😊

Porque sé que tú eres listo y sabes que voy a hablarte de la entrevista que me hicieron en el mejor programa de la radio, Las piernas no son del cuerpo con Juan Luis Cano y Curra Vidal.

En principio el protagonista era el libro Diario de una redactora peculiar, ¿todavía no lo tienes? Su libro, aquí caballero, dama, jovenzuelo…

IMG-20190626-WA0009

¿Vengo a hablar de mi libro en la radio o solo quiero abrazar a Juan Luis?

Esa es la realidad. El día que me enteré de la propuesta-invitación a la entrevista, solo podía pensar en lo mucho que admiro a Juan Luis Cano y Guillermo Fesser, conocidos por haber creado el mejor dúo radiofónico: Gomaespuma.

Quien haya crecido con ellos o ya fuera un joven  lechón entenderá que no sabía si al darme paso a las 10:15 me acordaría del argumento del libro o me pondría a cantar la sintonía del mítico programa.

Tanto uno como otro, llevan años por separado haciendo cine, radio y luchando por la Fundación Gomaespuma sin perder un ápice de humildad.

La humildad es lo que me gusta en las personas, pero si destaca en perfiles que podrían muy bien haberse dejado llevar por la tontería de la fama, más.😉

DiDCbwpXUAIQ6D-

Antes de una entrevista, los nervios son del cuerpo

He hablado en público tropecientas veces, he impartido cursos sobre el tema, y no es la primera vez que me hacen una entrevista ¿por qué acudieron todos los nervios que jamás había tenido?

Por el respeto hacia las personas con las que iba a hablar. La diferencia entre algunos personajes conocidos y estos profesionales  estriba en que ellos me trataron con cercanía, dulzura y humor. Las claves para que cualquier cosa sea un éxito.

Tratar a un entrevistado anónimo y a su libro, como si lo hubieran entrevistado en decenas de lugares es de agradecer

Déjate llevar, el mejor consejo ante periodistas que admiras

Cuando me preparé en Habilidades Comunicativas, se hacía hincapié en llevar bien preparada la entrevista, la conferencia, charla y de hecho, es lo correcto. Pero en esta ocasión, si había anotado algo por si me quedaba en blanco (nunca me ha pasado) quedó en el olvido.

En una pausa, Carlos Actrón y Mabi, fueron muy simpáticos conmigo pero lo mejor, el primero me dijo que iba a poner música que me gustaba y también una canción de Bunbury que vio en mi Twitter. ¿Qué hacer ante esa atención? Dejarse querer y dejarse llevar.

Así que entre preguntas y respuestas con el humor por medio, además de una buena reflexión de Juan Luis, sobre los que elegimos Humanidades y siempre somos vistos como los que viven en una nube, sonaron Los Flechazos (aunque ellos son los protagonistas del próximo libro en el que estoy trabajando)😀 y disfruté como una niña.

En realidad no sé qué añadir.

Para mí fue un lujo tener un hueco en el programa que no me pierdo todos los fines de semana. Y toda una experiencia que no olvidaré esa charla que mantuvieron conmigo, porque como dijo Carlos Actrón: “Estás entre amigos”

Y así, da gusto presentar tu libro con modestia, con emoción y con ganas de gritar que escribir ni es un capricho ni fácil, pero te da satisfacciones como las que hoy comparto contigo.

Gracias por leerme

Juana  Sánchez G.