Agorafóbica perdida, el libro

 

41deMvZI7lL

 

Hola,

He publicado un librito donde recojo con humor negro este problema o estilo de vida: la agorafobia. Pensé que era una idea que debía plasmar en un libro de una vez. De hecho, llevo una década pensando en el tema. ¿Su coste? 0.

En él encontrarás el día a día de una persona que te cuenta desde la niñez hasta su época de adulta junto a unos síntomas que le acompañan todos los días, pero a los que no puede poner nombre.

Nadie le sabe ayudar. Cualquier situación normal o fácil para otro, a ella le resulta similar a escalar el Everest. Pero con humor negro logra llevar una vida normal hasta los 13 años.

 

El humor negro nos hará libres

 

He querido no dramatizar con este tema, al revés. Tratarlo con respeto pero siempre con humor por una razón: existirán cientos de terapias, decenas de métodos de hombres y mujeres que dicen haberlo superado, pero que te cobran un dineral y encima, se venden como buenos samaritanos.

En mi caso no busco hacerme millonaria con algo que me hizo sufrir, que de vez en cuando vuelve y te golpea.

Estoy trabajando en mi faceta de escritora, una carrera que nació en 2012, ya os he hablado de ello.

Dentro de un redactor freelance hay un agorafóbico, no perdón es un escritor frustrado. Pero en mi caso, nunca he dejado de escribir para mí. Pero sí había dejado de publicar.

 

Agorafóbica perdida es un libro que se lee en un suspiro

 

Las enfermedades invisibles, son las que acompañan a la gente normal y corriente y también resultan igual de ‘atractivas’ que el estrés o los pasajes de pánico que a un cantante le duran un suspiro.

No hace falta que ningún famoso enarbole la bandera de esta causa. De hecho, a casi nadie le gusta hablar de este tema porque o bien otros les tachan de raros, o algunos más ‘amables’ les dicen que deben ocultarlo.

Hace años escribí un artículo sobre la agorafobia al estar recuperada al 100% y tuve que leer testimonios de chicas y chicos jóvenes a los que su pareja les chillaba si tenían un ataque de pánico o se agobiaban.

¿Hace falta añadir algo más? Sí, que otros chicos me están escribiendo desde ayer pidiendo algo sencillo: normalizar este tema. Y nada como la risa para rebajar un problema.

La ansiedad es un mal con diversos síntomas y entre ellos está la agorafobia.

Encima que a veces te dan ganas de correr más que Forrest Gump, tampoco es cuestión de que tu entorno te castigue. No tiene sentido. ¿Nos atreveríamos a echar la bronca a alguien que tiene una pierna escayolada?

 

El lema que surgió de manera espontánea me agrada:

 

#SomosMásValientesQueAlejandroMagno

 

Así que dedicado a aquellos que me escribieron de manera anónima, a los agorafóbicos valientes, a los que saben y comprenden que esto es lo mismo que ser alérgico al polen y a quien simplemente sienta curiosidad, os dejo el enlace de:

 

AGORAFÓBICA PERDIDA

 

Esta vez he creado una página de autor. Resulta extraño escribir en tercera persona, pero cuando no tienes a nadie que te lleve una campaña de marketing, inviertes horas pero el resultado tiene un punto artesanal que os confieso, me agrada.

Autora: Juana Sánchez González

Twitter: @SoyJuanaSánchez 

 

Hazte con él por 3, 71 euros en AMAZON 

 

¡Hasta pronto y gracias por leerme!

 

Juana Sánchez G.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s