“¡Soy una puta!”, gritó el redactor por la ventana

cusack
John Cusack con semblante serio, como debe ser.

 

Hola, hacía tiempo que no nos leíamos. El título de esta entrada alude a una película genial de Woody Allen, Balas sobre Broadway. Y el grito pertenece al personaje que interpreta John Cusack, un dramaturgo que siente que se ha vendido como si fuera una prostituta.

No nos engañemos, la mayoría de los redactores anónimos nos sentimos así en alguna ocasión. Sí, nos pagan por escribir, redactar textos, artículos o contenido para un blog, pero no dejamos de prostituir nuestra mente.

 

Dime la verdad, ¿no te gustaría tirar por la ventana  tu portátil?

 

Existen multitud de canales en YouTube y manuales para enseñar a crear contenido, pero no he visto ninguno que hable claramente sobre lo que implica ceder tus textos, tus ideas, que te ha costado parir, a otra persona. ¿No os duele que un grupo de frases que os costó que tuvieran un sentido y resultaran atractivas, acabe en un lugar donde vuestro nombre no aparece?

 

Antes de seguir, por favor mira la escena, son 17 segundos de tu vida, es memorable. Aunque si no has visto la película, te recomiendo que la veas. Todo cobra más sentido si la ves entera.

 

Para no sentir que te prostituyes, escribe para ti o cualquier noche gritas y asustas a tus vecinos

 

Como buen redactor, no importa en qué lugar escribas, seguro que más de una vez te han preguntado por tu libro invisible. ¿No escribes? ¿Nunca has publicado una novela?

Claro, porque como todo el mundo sabe escribir, parece un oficio  menor comparado con que el que atiende en una pescadería, quien corta el pelo o quien cocina.

 

Escribir es un arte y quien te diga que te enseña en un mes o dos, incluso en un año no sabe de lo que habla

 

Para escribir con eficacia, tal vez sirva un cursillo. Para escribir con la mente y el corazón, hace falta vocación. Y ahí es donde entra mi taller de literatura erótica. Hace unos años un amigo me dijo: ¿Por qué no creas tu propio curso y dejas de impartirlos para los demás? Le contesté que era complicado.

 

Complicado es subir al Everest, crear un curso si lo haces con pasión es una gozada

 

No estoy insinuando que debas montar un taller sobre literatura erótica, si te digo la verdad, surgió por casualidad y ahora tengo a 1400 personas siguiendo mi página en Facebook. Y alumnos que han pagado por leer lo que escribo y seguir las pautas que humildemente, les dicto.

¡Disfruto! Y ahí empieza y acaba el consejo. Como de vez en cuando no hagas un alto en el camino y escribas para ti por placer, esa sensación de que vendes tus escritos al mejor postor, un día te pasará factura. Ok, sí. Sirven para pagarlas, eso ya lo sé.

 

Volver a ser un niño y revolcarte en la creatividad te dará alas para crear mejor contenido para tus clientes

 

Si de veras, quieres sentir que lo que haces tiene una recompensa más allá del dinero, si soñabas con redactar para x publicación, o firmar ejemplares de una novela que tienes en mente desde adolescente, hazlo ahora. Lo que sea.

Lo que sea que te llene como escritor, porque sí, TÚ eres un escritor aunque pases mucho tiempo tecleando titulares impactantes para que el SEO te sea óptimo.

 

Joana Sánchez

 

Anuncios

One response to ““¡Soy una puta!”, gritó el redactor por la ventana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s