Se necesitan comunicadores ¡Extra, extra!

living room detail

El Profesor de Economía Aplicada de la universidad de Alicante, Clemente Hernández ha declarado en Radio Alicante:

“Hay un exceso de bares y un déficit en comunicadores” ¡Albricias! (anticuada expresión de alegría, me hago cargo)

En este país los bares son centros de socialización, pero también de lo contrario: de aislamiento de la familia y de regodeo en problemas sin llegar a solución alguna.

La comunicación, por otro lado, tiende a unir a personas dispares. A divulgar educación, incluso diversión y optimismo ¿conocéis a Emilio Duró? Humildemente le aconsejaría que module la voz, porque a veces asusta con esos gritos. Pero su visión es sencilla: nos vamos a morir, ¿para qué amargarnos mientras estamos vivos?

Creo haber escuchado hoy: “en la situación actual tan negativa que nos encontramos”, “en estos tiempos tan difíciles”… con  tono grave en varias emisoras de radio a lo largo del día. Nadie pide que nos mientan, pero ¿ganamos algo con repartir apatía? ¡No! ¿es mejor una mentira? ¡No! pero en vez de PREocuparnos, ¿por qué no ocuparnos?

Si tenemos un problema, hagamos un hueco a la creatividad, a la imaginación. Y sobre todo: movámonos pero literalmente, hagamos ejercicio (andar es gratis, yo lo hago) pero no entremos en el círculo fácil de la autocompasión.

Desde que el mundo está habitado por seres inteligentes, ha vivido crisis, guerras, destrucción y a pesar de ello, hemos salido adelante. ¿Somos acaso más frágiles en pleno siglo XXI?

Un ser humano es capaz de sobrevivir a un campo de exterminio, y nosotros nos vemos incapaces de salir adelante. No se trata de ser cruel, ni de olvidar que hay personas que no pueden salir a la calle y luchar: enfermades y otras razones se lo impiden. Este mensaje no va para ellos. Va para el resto. Incluida yo.

Pero comuniquemos optimismo, comuniquemos y compartamos ideas, empleos, echemos mano a la imaginación, seamos autocríticos y generosos. Si no hay acción no hay reacción. El trabajo no va a venir a tu casa, no va a tocar a la puerta y pedirte permiso. Las cosas han cambiado.

El mundo ha cambiado. Sé que en las bolsas de empleo hay de todo menos lo que supuestamente ofrecen; cambiemos de estrategia entonces. Y os lo dice una persona que apenas había viajado y que lo ha hecho, que se ha arriesgado.

Menos bares, y más conversaciones constructivas. Se acabó la época del lamento. Si echamos la vista atrás, tenemos antepasados que no se achicaron por obstáculos peores.

Por mi parte difundo el virus del optimismo con unas gotas de motivación. Deseo que muchos “enferméis”

Anuncios

13 thoughts on “Se necesitan comunicadores ¡Extra, extra!

  1. Al menos ya he contagiado a uno 🙂 ¡Gracias Enrique! mi nueva tendencia es en realidad, mi única tendencia, pero el pesimismo y la apatía abundan desde hace años por estos lares, y una es (era) sensible a estos males. ¡Se acabó!

  2. Es importante Joana que difundamos el optimismo y creo que también es importante que recuperemos alguno de los valores de antaño. Es verdad, siempre el mundo estuvo expuesto a los depredadores en todos los sentidos, pero mucha gente mantenía en alto el estandarte de la honestidad, laboriosidad, bondad, altruísmo, por nombrar alguna de las tantas cosas que nos inculcaron nuestros padres. Ahora que muchos hacen caso omiso de ellas, porque no les hacemos ver y sentir que sin ellos perderemos el verdadero rumbo.
    Construyamos, edifiquemos y aprendamos a sonreir para que la vida valga la pena de ser vivida. Un beso
    Marta Améndola

  3. Tienes razón Joana, el pesimismo y la apatía es lo que hace a la gente ser indiferente hacia las maravillas que tenemos todos los días en pequeños detalles que pasan a nuestro lado, y por ello, tenemos que ser consecuente con uno mismo. Gracias por contagiarme.

    1. José Manuel, me alegra haberte contagiado, al menos un poco. Con eso me conformo. Es cierto, a nuestro alrededor tenemos cosas, personas… a las que aferrarnos. Pero no está de moda ser feliz, o al menos intentarlo.

  4. Hola,Joana.He sido amigo de bares pero de la barra de un bar.Ahí se pueden hacer amigos/as,comunicarte,hablar,…..si quieres.Por ejemplo,yo conocí a Miguel en una barra de bar y somos muy buenos amigos.Por cierto en un bar-cafetería me han invitado la semana próxima a dar una pequeña charla´coloquio sobre los rodajes de peliculs en Alicante antes de Ciudad de la Luz.
    De lo otro, te enviaré un emilio pues creon que puede ser interesante y va en el sentido que propones.UN BESO.

  5. Buenas noches a todos, resulta gratificante llegar a casa, después de charlar medio en broma medio en serio, sobre tu situación laboral y encontrarte con estos comentarios, de personas a las que no conozco en vivo y en directo (excepto a mi querido Sr. Huesca) De todos, y de muchos que no han dejado comentario intento contagiarme. Si pensamos en la negatividad que nos rodea seguro que encontramos un motivo para deprimirnos, pero elijo fijarme en algo sencillo y levantarme con una sonrisa. Paco, igual he exagerado con los bares, ahí está esa gran canción de “Gabinate Caligari” “bares, qué lugares tan gratos para conversaaaaar, no hay como el calor del amor en un bar” 🙂 Pero no son los bares, son las personas las que convierten los lugares en buenos o malos, y donde tú estés, el ambiente es estupendo. Un besazo y un abrazo. Aaaaatchús, lo dije, me he contagiado y de verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s