Escribe y deja vivir

concentration-16032_640

Hoy me vais a permitir que me vista de ‘coach’. Sólo un poco. Lo justo.

Dicen que el escritor ha de escribir sobre lo que ha vivido. Esa frase no es cierta. Ni aplicable a múltiples escritores que sin haber pisado África han sabido recrearla como si hubieran tenido a dos pasos un león.

Pero sí apuesto por vivir. ¡Estamos vivos! Bueno, bueno. A medias. Cuando hablo de vivir me refiero a:

  • Conocer gente nueva
  • Escuchar
  • Observar
  • Sacar de lo cotidiano lo extraordinario
  • Convertir una situación negativa en una oportunidad
  • Llorar
  • Reír
  • Apostar por el humor negro
  • Saber gestionar las relaciones personales
  • Prestar atención al desconocido. Te va a juzgar sin conocerte: ¡No pierdas esa oportunidad!
  • Escribir sobre lo que te dé la gana
  • Empezar proyectos y terminar sólo los que te enamoren

Este listado ha nacido gracias a una persona que pasó por mi vida y un día, alterado me dijo: “Nunca acabas lo que terminas”. Recuerdo lo dolida que me sentí. Al igual que cuando no acudí a una reunión de esas en las que te motivan para emprender, bla bla bla y en las que tan poco creo y él me lo reprochó.

Este es el peligro/bendición de anotar casi todo 😉 luego, tú mismo te das lecciones. Así que hoy le doy las gracias a mi yo de 2013 y si pudiera hacer como en “Regreso al futuro” le daría una colleja.

Quien bien te quiere, no te desanimará ni te envidiará

Si os apetece iniciar un proyecto sobre la importancia de las plantas en el hogar: hacedlo. Si sale mal, bueno, a otra cosa mariposa. Si en vuestro entorno no encontráis motivación ni aliento y sí críticas: sacad la lengua y trabajad más duro haciendo oídos sordos.

Las ideas, como las palabras, son difíciles de plasmar. Y de llevar a cabo sin caer, abandonar… lo que menos necesitamos son agoreros. Una cosa es el optimismo realista y otra, el negativo per se.

Normalmente las personas que te desalientan son las que no han logrado terminar nada. Y vuelcan sobre ti sus frustraciones.

Sé que suena a frase manida pero hablo por experiencia propia.

Mi lista

  1. Terminé mi carrera de Publicidad y Relaciones Públicas
  2. Terminé el CAP
  3. Me apunté al gimnasio en 2014 y fui todo el año (también es importante)
  4. Practico yoga todos los días
  5. Escribí un manual sobre cómo hablar en público
  6. Llevo 5 años escribiendo para Weblogs SL.
  7. Soy profesora colaboradora en CISDE también desde hace 5 años
  8. Recibo encargos para escribir (menos de los que quisiera) 😉
  9. Como correctora, he desarrollado mi trabajo en dos libros ya publicados
  10. He elaborado temarios para estudiantes de FP a distancia
  11. Tengo mi propio blog donde os hablo de marketing, comunicación, redacción
  12. Estoy sumergida en un  proyecto donde un alter ego se encarga de escribir sobre… ya os lo contaré
  13. He asistido a jornadas sobre el uso de las Redes Sociales en el comercio online y a otras charlas similares
  14. Escribo TODOS LOS DÍAS
  15. Un día disciplinada, otro me doy permiso para gozar

MIS AMIGOS ME QUIEREN Y VICEVERSA

Este tipo de seres que tratan de sabotear tus sueños haciendo hincapié en tus debilidades no suelen tener amigos. Y no se me echen encima quienes gusten de estar solos, que es muy sano. Hablo de 0 amigos. 

No me vale EL MUNDO O LA GENTE ES ODIOSA.

Tú eres gente, y vives en este mundo

El amor y el apoyo que recibo de mis amigos es como la tinta que hace que una pluma escriba y reescriba. No te engañes, siempre necesitamos a otro(s)

LA PERFECCIÓN NO EXISTE

Huyamos de la gente que trata de alcanzar ese estado. No existe. Aquí estamos para equivocarnos, tachar, borrar, o tirar a la papelera de reciclaje un texto y nuestro fallo. Y no necesitamos a un Pepito Grillo que nos diga: “Ya lo sabía” “Lo sospechaba”.

O me apoyas, o me haces una crítica constructiva  si no es así, no destruyas mis ilusiones.

EL DESORDEN Y EL CAOS

Me gusta el orden en los armarios y el caos en la mente. Gente que tiene mil ideas. Que enfoca su creatividad en un proyecto, pero a la vez, sueña con ser decoradora, o estudia medicina cuando sabe que jamás ejercerá.

Tanto a la hora de escribir, como de hacer cualquier cosa en esta vida, permítete un poco de caos. Tu cerebro te lo agradecerá. Aprende otro idioma, aunque sean cinco minutos o diez al día los que emplees. Mantén conversaciones con personas que no piensen como tú. Eso enriquece.

Apaga la televisión un rato y llama a un amigo. Hablad de todo y de nada. No hace falta ser profundo las 24 horas del día. Las charlas más superficiales las suelo tener con la gente más culta.

CONCLUSIÓN

Haz lo que te dé la gana sin herir a nadie. Provoca. Dispón de tiempo para aburrirte, también aprendemos en esos momentos. No envidies a nadie. Qué pérdida de tiempo.

No critiques, otra pérdida de tiempo. Invierte esos momentos en mejorar tú. No entres tanto en Twitter y hables con gente que no conoces, ni discutas. Ni en la red ni en el día a día. Gastas energía.

Una pareja, un marido, una mujer, tu chico… no es tu mitad. Ni tu socio. Ni tu maestro. Brillar por separado y acurrucarse bajo una manta para hablar de los sueños de cada uno, es lo ideal. Y lo ideal tampoco existe 😉

Quien bien te quiere, recordad: NO TE JUZGARÁ.

Joana Sánchez González

La revolución del maquillaje

 

OLVÍDATE DE MÍ

Si habéis visto “Eternal Sunshine of the spotless mind”, “¡Olvídate de mí!” en España, recordaréis una escena en la que Kate  Winslet muestra su cabello color azul a Joel (Jim Carrey) y le habla de lo maravilloso que tiene que ser poner nombres a los tintes de pelo como profesión.

Él la mira incrédulo y ella, de manera vehemente defiende que “alguien tiene que dedicarse a eso” y enumera varios nombres a cada cual más creativo y surrealista.

¿Las palabras son importantes en el gremio del maquillaje?

Mucho.Ayer llegó a casa una paleta de la marca Revolution Makeup London. La de 32 sombras mate. Se supone que por mi edad y por mi piel, son las apropiadas. Y añado: me gustan.

No soy una experta en maquillaje pero desde hace unos años, este sector me atrae, desde el punto de vista del placer de sentirse bien tras aplicar una barra de labios, o unas sombras, hasta la forma de comunicar de las expertas en maquillaje que pululan por YouTube. Expertas, insisto.

Y los nombres:

FLAW, LESS, PERFECT, NEAT, MASTER, ACCURATE, RIPE, MATTE, LOOK, STANDARD, ORDER ABLE RATE, FINEST, FINAL, FAMOUS…

20170322_191019.jpg

Base Healthy mix serum y corrector de Bourjois

 Palabras, texturas, colores, vida e Historia

La industria del maquillaje ha sufrido una gran revolución en el siglo XXI, gracias a los hábitos de consumo de los llamados ‘millennials’, pero también me atrevo a decir de las personas que han rebasado la barrera de los 50 años, que disponen de  canales en YouTube con una legión de seguidoras.

Deborah Armstrong, directora de la marca NYX en España, señala que nuestro país es uno en los que se produce un mayor consumo contando con “el mismo porcentaje de clientas adictas que EEUU”. Estas millennials representan el 20% de las compradoras de estos productos generando hasta el 54% del valor total del mercado.

El maquillaje genera ingresos. El sector de la cosmética no distingue entre mujeres por su preparación o formación. El sentirse bien, no está reñido ni con el feminismo ni con ser más o menos intelectual.

La cercanía y el lujo no están en crisis

De hecho, emprender en este campo es un acierto. Siempre y cuando sepamos que vamos a responder a una demanda. Las clientas buscan a expertas, maquilladoras profesionales que les muestren si este producto o el otro funciona. Y aquí no hay trampa ni cartón.

También hay  mujeres y hombres autodidactas que tienen gancho, desparpajo y con un poder de persuasión elevado, que ya quisieran muchas actrices que abren blogs para mostrar sus modelos o looks.

Emprender en el sector de la belleza: maquíllate, maquíllate

fashion-1442912_640

Espejito, espejito: ¿una famosa o una youtuber como imagen de mi marca?

LOGOSMARCASMAQUILLAJE

Desde mi experiencia os digo: una youtuber. De nada me vale que una actriz, por excelente que sea su trabajo me recomiende un producto de belleza. Yo lo quiero todo: deseo verlo antes de ir a la tienda o comprarlo por Internet.

-Si queda bien

-Si es cierto que un labial dura 6 horas o 12

-Si merece la pena invertir dinero o no en un producto que en la vida real, es de menor calidad

-Que me hablen de tú a tú, no necesito un anuncio donde una actriz o famosa vampirice la marca

Y eso, lo han sabido ver las marcas, basta con echar un vistazo a Instagram: Maybelline, Makeup Revolution España… mantienen una relación amistosa con sus seguidoras, con un lenguaje cercano, conocedoras de sus gustos, de emplear el sentido de humor cuando es necesario, y señalando la cuenta de alguna experta.

En este artículo, hacen un repaso a marcas y a youtubers extranjeras con muchos seguidores. Y ejemplos de marcas que han nacido gracias a la pasión por el maquillaje, como :SauceBox Cosmetics.

Hola preciosos

Si he de ser sincera, hace unos años me daban alergia ese tipo de mujeres que hablaban como si tuviéramos seis años. Ya sabéis, desde habitaciones llenas de muñecos, todo rosa, y con un tono de voz más propio de las maravillosas profesoras de Educación Infantil.

A mí, me atraen mujeres que saben de lo que están hablando. Que no se nota a la legua que es su ego el que les acompaña en cada vídeo y  desean que las marcas les envíen sus productos porque sí.

Mi favorita, es Silvia Quirós. Lleva muchos años en la profesión, su forma de expresarse es normal, muy  profesional, puede subir dos tutoriales, uno en inglés y otro en español sin problema. Aprendo.

No dudó en grabar un vídeo para explicar que sufría ansiedad mostrando una cercanía que agradecieron sus suscriptoras.

De nada me sirve una niña que se pone frente a la cámara sin dominar lo que está haciendo o diciendo. Por eso, triunfa quien habla de lo que sabe. Eso se palpa y a los cinco minutos ya lo sabes. El buen comunicador es aquel que sabe de lo que está hablando.

Veil-hourglass_1-768x576

Silvia Quirós es maquilladora y fotógrafa. Sus trabajos de caracterización son asombrosos y el comentario habitual entre sus seguidoras es el mismo: “Deberías tener más” a lo que ella responde: “No importa, poco a poco”.

Es el único canal al que estoy suscrita 🙂 me la creo. Es resolutiva y eficaz. Me gusta que emplee un tono adulto y simpático. Se puede ser amena y no caer en lo infantil. Os lo recomiendo. ¿Cuál es la vuestra?

SILVIA QUIRÓS, BEAUTY MAKEUP

Joana Sánchez González

 

Para ser copywriter, escribe

blogging-15968_640

Y después de esta obviedad, paso a contar algo más. Escribir es algo que nos enseñan a todos de pequeños, al igual que las matemáticas. Pero igual que unos salen corriendo cuando ven unas cuantas cifras, otros lo pasan mal cuando han de expresar una idea en un texto.

De ahí el consejo: escribe. Si quieres ser redactor, escritor, copywriter, tu vida debe girar en torno a las palabras. A ser capaz de trasladar una idea, un concepto en un artículo o en un par de frases. y ESCRIBIR se entrena a diario como el que va al gimnasio.


Este año, celebro 5 años como editora en PYMES Y AUTÓNOMOS


Me siento muy feliz porque el sueño de quien siente pasión por contar historias es poder hacerlo  a diario.

  • Un artículo
  • Una crónica
  • Un folleto
  • Un catálogo

Todo este tipo de formatos son válidos para aprender, para crecer como redactor. De nada vale una imagen potente si en el texto que le acompaña no hay una atracción igual o superior.

joanasanchezpymesyautónomos

En 2013 escribí sobre:

Cómo ser un buen copywriter o redactor creativo

Así que hoy no os voy a dar una lección de cómo ser el mejor redactor creativo/copywriter, pero sí insistiré en la idea principal de este artículo: escribe, escribe y escribe. Algo que deberían tener en cuenta las empresas cuando contratan a esa persona encargada de gestionar sus textos.

Busquen a un redactor que entrene a diario.

pencil-147130_640

Joana Sánchez González

El manual “Soy tímido pero a Churchill…”pronto en manos de su ganador

Como os anuncio en el título: Adrián pronto tendrá en sus manos el manual y estoy muy contenta  porque creo que le ha tocado a la persona indicada. 🙂 Ha sido muy comprensivo y amable a pesar de la tardanza del envío, así que el sobre lleva algo más que el libro … una pequeña sorpresa 😉

Ahora sólo espero que lo lea y lo ponga en práctica.

Hoy os dejo con el inicio para que podáis leerlo sin problema.

Espero que os guste y mil gracias por todas las visitas que recibe cada mes la entrada ME DA VERGÜENZA HABLAR POR TELÉFONO. 

Joana Sánchez González

La dulzura de Internet

strawberry-82529_640

Hoy no vamos a hablar de ningún caso relacionado con la publicidad o el marketing, al menos no desde la perspectiva habitual. Hoy vamos a hacerlo sobre los influencers con nombre y apellido. Aida Domenech, para ser exactos.

Yo que siempre me sentí atraída por la comunicación, a veces me siento desconcertada por la cantidad de temas que me atraen. Disfruto aprendiendo. Y bebo de todas las fuentes.

Ahora es más fácil acceder a información valiosa gracias a Internet. El problema está en seleccionar. Por cierto, soy de todas las generaciones y no soy una influencer. Vamos a ello.

 

Generación ¿?

Estoy atenta a lo que me rodea porque creo que uno es de la época en la que vive. Y debemos adaptarnos como un guante a Instagram, Facebook o lo que se tercie si nos resulta útil y sin complejos.

Podemos optar por la alternativa: no querer saber nada de la red de redes y vivir en el anonimato pero, siempre habrá algo que nos lleve a navegar. El mundo está construido así, ya no lo podemos parar.

Nadar entre tantos estímulos, para una persona a la que le entusiasma aprender es un reto. A veces, dan ganas de desconectar y volver al libro, al papel y al bolígrafo, a pensar que algún medio de comunicación se fijará en tu trabajo porque ¿nos hemos vuelto exhibicionistas? ¿Superficiales? ¿Entendemos al 100% el lenguaje que se habla en Internet?

¿Tengo que abrir un canal de YouTube para que me tomen en serio? Ah no, si ya lo hice hace siete años pero no le saqué partido. ¿De quién es entonces la culpa? ¿Me vendí mal? Eran otros tiempos, y os hablo de hace muy pocos años, diez para ser exactos.

Entonces, ¿quién se fijó en mí? Una revista. Les gustó mi forma de escribir. Lo mío eran los blogs. Supongo que logré influir con mis historias a aquellos editores de Ling. No, yo no me ponía vestidos ni maquillaje. 🙂 

thank-you-140227_640

En el fondo la vida es sencilla, si abres una puerta y no te gusta lo que ves, simplemente la cierras. Nadie nos obliga a compartir con el resto de la Humanidad qué comemos, o lo felices que somos junto a nuestra pareja.

Ni a pensar que podemos ser un influencer e imagen de todas las marcas del planeta. Y sobre todo, nadie nos obliga a seguir las vidas de personas anónimas que no nos aportan nada estimulante.

Por mucho que se empeñen en mostrarlas como “chicos de nuestra generación” (la vuestra, la de los 80)

Risto Mejide/Dulceida

El otro día Risto Mejide entrevistó a una youtuber, Dulceida y hoy leía a chicos y chicas que se sentían indignados porque ella fuera presentada como un referente de su generación. “No estudia”, “No lee periódicos”… comentarios de este tipo llenaban Twitter. La red social que no deja de ser un rincón donde desahogarnos, criticar, reflexionar, apoyar buenas causas… El caos, la vida.

No me atrae lo que hace esta chica, y no me voy a suscribir a su canal pero década tras década los publicistas y los periodistas se han empeñado en etiquetar a un grupo de personas, ¡qué osados! Mezclar gustos, comportamientos e ideas diversas en el mismo saco. Ni todos los chicos quieren ser Dulceida (influencer de moda con un millón de seguidores) ni parecerse “al del guantazo”, pero tampoco todas las personas que pululan por YouTube son como ellos.

OPINIONES TWITTER

OPINIONES TWITTER 2

Se puede elegir

Y yo elijo no juzgar. Ni etiquetar. Ni las redes sociales son el diablo. Ni YouTube la única alternativa para ganar dinero. Quizás sí es el mejor escaparate para las marcas.

Antes de ser popular por tener un canal en YouTube, lo fue ser famosa por conocer al conocido de alguien que vio pasar por su lado un día, en el supermercado a un actor. Y no todos optamos por inventarnos historias surrealistas e ir a los platós de televisión. 

El ser humano está en constante cambio, inventando nuevas formas de comunicación, los Nikola Tesla que hayan nacido en este siglo están ahí: investigando, creando, quizás en silencio, ocultos por un anonimato a veces elegido, y en otras ocasiones no, lo cual da mucha rabia. Ojalá algún día cambie.

Por otro lado, gracias a Internet, yo escribo y me leen en diversos lugares. Puedo impartir cursos en cualquier punto del planeta, alguien puede fijarse en una fotografía y ofrecerme un proyecto interesante.

Gracias a YouTube aprendo. Desde cómo aplicar una sombra de ojos (soy una patosa) hasta de una conferencia de la escritora india Arundhati Roy, que acaba de escribir un libro junto a John Cusack. Libro que he pedido por Amazon.

lipstick-1367770_640

Que paren, que me bajo un ratito

Pero no para poner a parir esta sociedad. La rabia, la indignación es la vía fácil. Al igual que la demagogia. ¿Soy más espabilada porque jugué en la calle? ¿Soy un ser superior porque he leído mucho? (y lo que me queda)  ¿Mi generación era más respetuosa con los mayores y los políticos unos santos? No. Ni antes ni ahora. Estoy de acuerdo con ella en una reflexión: “No por estudiar se es más inteligente”. Doy fe.

Evolucionar es saber adaptarse al momento, al presente. Y coger todo lo que nos resulte útil y atractivo para ser mejores personas. Y ya somos mayorcitos para discernir entre quien me va a enseñar o aportar algo o el que sólo está en este mundo para exhibirse, que no es grave, cada uno elige su camino. “Árboles de Navidad” llaman a esos influencers que se ponen encima todas las marcas en una sola foto. Tampoco se libran los famosos, ojo.

Porque ése es el resumen y no importa que algunos chavales crean que van a ser Dioses o millonarios por crear un canal con vídeos, ni tampoco que un programa escoja como referente a una chica entre millones de jóvenes que no se parecen  entre sí.  De hecho, me parece un atrevimiento hacer una presentación de esta índole. Pero es televisión…

candy-1961536_640

Lo único que importa al final, es apostar por volver al instinto animal como dice Coque Malla, como le ruega a ese Santo, santo. Si NO somos capaces de apartar lo mediocre, lo que no nos hace crecer, de lo cuqui, sólo estaremos demostrando que no somos tan listos como creemos. Ni la ‘Generación X’ ni la ‘JASP’ ni la ‘NiNi’.

Así que elijo volver a subir a este mundo. Sin rendirme. Siendo consciente de mis límites y también de que las fronteras las pongo yo. Y estoy convencida de que muchos jóvenes también. No hay más que ver las noticias que protagonizan, por ejemplo, estos inventores de 19, 23 años… Todos disponemos de las mismas herramientas, ahora sólo falta saber gestionar el talento y la información. ¿En cuanto a los referentes? A mí me gustaban los Beatles y no soy de los sesenta 🙂

Joana Sánchez González

Una pésima publicidad: no contratar a una persona por su peso. Caso de la Gemóloga y Geóloga, Elena.

 

diamond-1857736_640

Hace unas semanas hablábamos del Caso Hawkers, pero este tipo de sucesos no distinguen entre una empresa conocida internacionalmente o una joyería como la de Francesc Roca ubicada en Barcelona y que no ha podido evitar borrar de un plumazo su buena reputación.

En esta ocasión, el origen de la noticia surgió a raíz de la denuncia pública por parte de Elena Andia Sierra en la red profesional Linkedin tras una entrevista laboral.

“Estás demasiado gorda para trabajar aquí”

Seis palabras para descartar de la peor de las formas a una candidata con “el mejor currículum de todos”, según palabras textuales del sujeto que le hizo la entrevista a Elena.

 

Imaginemos el escenario: una joyería de prestigio situada en un buen barrio de Barcelona, un dueño que busca personal. Tiene delante a una experta gemóloga y tras conocer su trayectoria impecable, decide descartarla por su aspecto físico, y darle consejos para perder peso.

frogs-1610563_640

«No ver el Mal, no escuchar el Mal y no decir el Mal»

Pero en esta ocasión, Elena decidió no callar ya que en la oferta laboral, no especificaban nada sobre el aspecto y tuvo que soportar mucho a modo de “consejos” para perder peso, y críticas por el hecho de ser madre “que podrían impedir el desempeño de su trabajo”

A día de hoy su denuncia lleva 950 recomendaciones y 196 comentarios.

Elena Andia Sierra


Elena es una autoridad en materia de piedras preciosas. Ha llegado a ser presidenta de la Asociación de Gemólogos de la Universidad de Barcelona, facultad en la que ha impartido clases durante 9 años.

Además de geóloga licenciada, tiene un Master en Geología y Exploración de Reservorios y Sedimentos, y un posgrado de especialista de diamantes.

Ha publicado artículos en revistas especializadas y acredita el Título europeo de gemología, expedido por la Federation of European Education in Gemmology (FEEG).


¿Cuál era el foco de negocio del joyero?

No sólo no supo ver el potencial de la persona que tenía delante, el joyero olvidó que su negocio es una joyería y que él no es un experto en dietas para ofrecer consejos sobre cómo alimentarse a la candidata ni poner en entredicho si hacía más o menos ejercicio.

Por supuesto, un empresario tiene todo el derecho a buscar un perfil que se ajuste a sus necesidades, y si la presencia es importante, incluso Elena no se hubiera presentado porque es consciente de que su punto fuerte ahora no es su aspecto físico.

¿Por qué entonces ganarse esa publicidad gratuita negativa siendo grosero con una profesional tan cualificada?

british-2023201_640

 

Tener tu negocio en el Paseo de Gracia, pensar que el aspecto físico es muy importante para tus clientes, es una decisión personal respetable. ¿Pero lo es ensañarse con una candidata si no cumple tus expectativas?

Nunca sabremos cómo le habría ido al joyero, aceptar a Elena para su puesto. Ni el valor añadido que tenía contar con una profesional con una trayectoria que no valoró.

Tú eres una extensión de tu negocio

El joyero, tiró por tierra la imagen de su empresa cuando olvidó su papel de entrevistador y decidió optar por hacer preguntas de índole personal e hirientes a una persona a la que sólo debería valorar por su experiencia laboral.

La imagen hay que cuidarla no sólo detrás del mostrador sino a la hora de mantener una conversación, cuidando las palabras y siendo correctos con los clientes o con futuros empleados.

Discriminar a una persona por su aspecto físico, por su edad, por ser madre, o por otras razones, es la plaga que está dejando apartados a magníficos profesionales del mercado laboral, porque algunas empresas no saben detectar la valía de un trabajador.

 

Joana Sánchez González

 

Del amor al odio hay un tuit. Caso Hawkers

glasses-icon-1991836_640

Como en el mundo de las parejas, del amor al odio hay un paso. Y en la relación entre una empresa y sus clientes sucede lo mismo. Años invertidos en construir una relación donde el afecto, el cariño y el respeto es mutuo, pueden desaparecer por el mal comportamiento de uno.


Tú eres parte de la marca, responsable de la marca, un apéndice de ella


 

Cuando la empresa Hawkers se hizo noticia por su estrategia y lo rápido que había crecido, todos los medios de comunicación se hicieron eco del trabajo de estos jóvenes ilicitanos. Hablaban de redes sociales, de ir más allá de un nombre, de la importancia de la relación con los clientes. Un ejemplo para los emprendedores.

Adiós al ‘puñetazo en el ojo’, bienvenida la publicidad para TÚ

 

Pero, sucedió lo que todos conocemos, uno de sus socios cometió la imprudencia de aparcar su Ferrari en una plaza para minusválidos, una infracción grave, que terminó de “arreglar” al contestar que si aparcaba allí era porque la gente era poco cívica al abrir sus puertas.

Todo se desarrolló a través de las redes sociales, y con el protagonista asociando su nombre al de la marca como Director Vip de Hawkers.

hair-1450045_640

Cuesta mucho tener una buena idea, cuesta mucho más llevarla a cabo a nivel empresarial, requiere esfuerzo, trabajo, constancia y dedicación.

El director general de Hawkers, Francisco Pérez, rechazó esas declaraciones vertidas por su socio/fudador: “Como opinión personal, me parece un comentario idiota e inmaduro y que, evidentemente, no está alineado nuestros valores ni con nuestra filosofía. Pero estoy analizando un comentario personal de la vida privada de uno de los trabajadores”.

¿Es del todo cierta esta afirmación? La lógica nos dice que el comportamiento de una persona no debería afectar a la labor de un grupo, pero si dicha persona forma parte de una estrategia donde cualquier movimiento publicado en redes sociales, por la ley del contagio, nos lleva a pensar en la marca y lo que representa, nos surge la duda.

Os invito a leer el último artículo sobre el Caso Hawkers y cómo se puede destrozar una reputación construida en 20 años en cinco minutos, tal y como afirma, Warren Buffett.

Cómo destrozar una imagen de marca. Caso Hawkers /(Pymes y Autónomos)

Joana Sánchez González