Profesora a distancia

2964590376_b34ff94557_z

Hace unos meses me llegó una oferta de trabajo del Servef. En Alicante, mi ciudad, necesitaban  a una formadora. Cumplía todos los requisitos y la persona que pretendía contratarme estaba de acuerdo. Pero hubo un problema. Mis años como profesora a distancia no valían lo mismo que si hubieran sido presenciales.

Me quedé sin trabajo.

Llevo desde 2012 impartiendo clases a distancia en CISDE y soy muy feliz cada vez que un curso da comienzo. Entre mis alumnos y yo se establece una relación llena de correos, mensajes, confidencias e intercambio de conocimientos.

“Enseñar es aprender dos veces”

Soy profesora.

Mi sueño desde niña. Pura vocación. Hoy quiero dedicar unas líneas a todos esos docentes que desde sus casas imparten clase con la misma entrega e ilusión que el compañero que acude a un aula y puede mirar a los ojos a sus alumnos.

2239045929_71520c2b51_z

Esos profesores que se vuelcan con los cursos, las preguntas, los problemas que surgen entre el alumnado (un viaje, poco tiempo porque su trabajo le impide dedicar más horas)

Esos alumnos que roban horas al día para entregar unos trabajos que merecen la máxima nota y algo más que suele transformarse en un mensaje de felicitación por su esfuerzo.

En verano, no todo el mundo se va de vacaciones,algunos profesores y alumnos nos quedamos aprendiendo los unos de los otros. Con un fin, al menos es el mío: el de despertar la curiosidad en ellos para que sigan estudiando.

La formación a distancia es una experiencia enriquecedora, motivadora y algo de lo que es difícil desengancharse.

Tengo ganas de volver a ofrecer un curso cara a cara, pero la magia que se crea entre ese alumno que vive en otro país y te da las gracias por la razón que sea es incomparable a cualquier otra forma de enseñanza.

10742032893_180019fafc_o

Me gustaría, alguna vez, celebrar con ellos un fin de curso virtual, ¿quizás este año? ¿Tú también eres formador a distancia? Cuéntame tu experiencia. O si has sido alumno ¿cómo fue la tuya?

Joana Sánchez González

 

 

Carlos Valdés, locutor

carlosvaldés

Cierra los ojos y escucha esa voz. La voz que acompaña una cuña de radio, un spot, un documental. ¿Te agrada?

Carlos Valdés es una de esas personas que ha hecho de su voz, su profesión. Un trabajo tan hermoso como necesario. Sin estos profesionales las empresas serían mudas.

Carlos lo tuvo claro, la voz era su pasión  cursó un Posgrado de Locución en la Universidad Pontificia de Salamanca, y más tarde se marchó a Madrid para formarse en en las escuelas de Locución AM y Luisa Ezquerra.

Ha prestado su voz a diversos proyectos además de compaginar su trabajo como locutor con el de profesor de voz y habilidades comunicativas. Fue en ICE donde conocí a Carlos y observé el potencial que tenía como formador en este campo.

Con los años ha crecido como profesional pero sigue estudiando. Este trabajo es una carrera de fondo. Si de pequeño le apasionaban las voces de los personajes que aparecían en las series, ahora con un estudio propio es él quien enamora a sus clientes con su técnica.

Servicios que presta

LOCUCIONES

PRESENTACIÓN A CÁMARA

CLASES DE LOCUCIÓN

CURSOS DE VOZ Y COMUNICACIÓN

Como un ejemplo vale más que mil palabras, aquí puedes escuchar una demo de Carlos Valdés, ¿Qué te parece?

12742524_1663310457252426_6936126468820438865_n

Twitter: @ValdesLoc

Facebook: Carlos Valdés Locutor

 

Joana Sánchez

 

El líder que humilla, no es un líder (II)

1366_2000

En ocasiones, escribir da grandes satisfacciones, como cuando observas que un artículo como éste, “El líder que humilla, no es un líder” se está compartiendo en Twitter y Facebook como un reguero de pólvora. Gracias.

STOP. No he venido a hablar de mi libro sino del poder de las palabras.

Si te apetece leer el artículo te llevará dos minutos, si no es así te lo resumo:

La soberbia, la inseguridad y la falta de empatía lleva a algunas personas a emplear la humillación como forma errónea de liderazgo.

La parte de la psicología que estudia a este tipo de personajes lo dejaremos para los expertos en la materia, aquí me voy a centrar en el uso de las palabras: las malas palabras.

Hablar, escribir, mirar, callar… son formas de comunicación. Maneras de vender una historia, una idea, o nuestra persona.

Vender humillación, qué pena

Una palabra va unida a una emoción, sin la emoción la palabra es como un témpano de hielo. ¿Quién le aporta ese sentimiento? Quien la lee, quien la dice en voz alta y el tono en el que se pronuncia.

Elegir la palabra adecuada, según el contexto, es como escoger el momento idóneo para confesar que quieres a una persona. Lo harás con suavidad, con pasión, torpeza o quizás de una forma creativa.

O con sólo una mirada (tenía que poner esta canción) Un poquito de humor y música, por favor.

  • Una palabra mal escogida puede romper una amistad. Fulminar la comunicación.
  • Una palabra con un tono agresivo puede herir a quien la escucha.
  • Una palabra rebuscada puede impedir que dos personas se entiendan

Lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años fue a decir no cuando es no. (Gabriel García Márquez)

Como con las infecciones, con las palabras dañinas debemos actuar igual: atacando a los virus con comunicación altamente eficaz.

  • Ante un líder que humilla con gritos: el silencio
  • Ante un líder que humilla con silencio: palabras amables
  • Ante un líder que humilla con soberbia: palabras con peso dichas con humildad
  • Ante un líder que humilla con público delante: miradas piadosas
  • Ante un líder que humilla ridiculizando: sonrisas compasivas

El poder de las palabras para desarmarnos sólo debe causar efecto en estos estados:

AMOR

CREATIVIDAD

LITERATURA

CINE

5885603676_05be05f4d3_z

Puede que el éxito del artículo estribe en una razón sencilla: todos hemos sufrido a un prepotente lleno de inseguridades, lanzar palabras hirientes como cuchillos.

El día que las palabras sólo se empleen para comunicar mensajes que unan : artículos como el del inicio no se compartirán.

El marketing de contenidos, un mensaje publicitario, un artículo, una breve historia, un guión, es decir, todos los que nos dedicamos a unir letras para elevarlas a la categoría de mensaje, repudiamos a ese tipo de persona que comunica dolor.

El líder dirige orquestas

Ser un líder es otra cosa, ser un líder es dirigir una orquesta, barrer con una mirada a cada uno de los componentes con un fin: conectar y escuchar para sonar al unísono por separado.

7909727684_6855cc9b7d_z

Escojamos pues cada palabra con tacto, para escribir o para hablar, en cinco letras se esconde un gran poder, el poder de elevar a la categoría de arte un término que recoge el diccionario, o el poder para convertirlo en un muro que nos separe de los otros.

Liderando que es gerundio.

Joana Sánchez

 

El suicidio de las palabras o cómo ser un copywriter y no morir en el intento

 

4424488922_9b597a9a29_z

Hace unos días, gracias a un antiguo compañero de carrera leí este artículo: Abandonemos el diseño cuqui de una vez por todas. ¡Qué puedo decir! No sólo me gustó, me pareció una demostración de que las frases de autoayuda unidas a diseños infantiles se nos están atragantando.

Y junto al diseño ‘cuqui’ conviven los textos melosos. Y no olvidemos lo esencial, una empresa necesita palabras que le diferencien pero ¿y si hemos entrado en un agujero negro y el buen rollo perdura frente al ingenio, al oficio?

Crear una infografía es tan sencillo como obtener un café  de una máquina. Cualquiera puede hacerlo sin ser diseñador. Cualquiera puede crear una página web sin tener unos conocimientos básicos. Por supuesto, cualquiera puede abrir un blog y denominarse, escritor.


¿Qué ocurre en el mundo de las palabras? ¿Qué pasa con los redactores?


 

Como muy bien explica José Luis Boj, en su blog, muchos son los que deciden ganarse la vida escribiendo, y muy pocos los que logran este objetivo. Os recomiendo encarecidamente que leáis su artículo. Escribir, duele. En el mejor sentido del verbo doler.

Coincido con él en un punto: si quieres ser redactor publicitario aunque ames la Literatura, déjala dormir en ese rincón en el que habita el escritor que llevas dentro.

Escribir para vender o captar la atención, no va de la mano de un amasijo de hermosa prosa. Recuerdo las clases de redacción publicitaria. Sentía que me cortaba las alas, pero a la vez entendí el concepto.

Un texto persuasivo no debe distraer al lector-cliente, sino seducir, atrapar su atención de una manera concisa, clara y directa.

Como en el baile, en el baloncesto, o en cualquier otro deporte, existen unas reglas. Unas normas que hay que cumplir, por esta razón no basta sólo con saber escribir. Disciplina y creatividad ha de ir de la mano.

Escribir implica horas, leer, en ocasiones algún tirón de pelo, y otras tantas ganas de tirar el portátil por la ventana, al ver que tu oficio es poco menos que invisible. O mejor dicho, fácil de suplantar por cualquiera que crea tener gracia para redactar.

Como soy optimista por naturaleza y convicción, animo a que el suicidio de las palabras se quede en una mera metáfora y que si deseas y sientes que lo tuyo es escribir, te formes, y encuentres ese lugar donde valoren tu trabajo, sin olvidar lo más importante: entrenar a diario.

Y como decía mi buen profesor, Carlos Llorca Baus: hay que escribir TODOS los días. Y añado: estar al tanto de lo que se cuece en el mundo de la publicidad, el marketing y de las nuevas necesidades del cliente.

Un apunte: si quieres y necesitas escribir relatos, no tires la toalla. Ambos caminos son compatibles. Redacción y acción literaria.

Joana Sánchez González

Los números de 2015 de Antesdeahora.com

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2015 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 10.000 veces en 2015. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 4 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

La yihad 3.0 y las redes sociales como vehículo para sembrar el terror

17351201-Abstract-word-cloud-for-Propaganda-with-related-tags-and-terms-Stock-Photo

 

Hace unos meses tuvo lugar la primera edición de este curso titulado: La yihad 3.0 y las redes sociales como vehículo para sembrar el terror.

Crear este curso me sirvió para comprobar hasta qué punto las redes sociales pueden tener dos caras tan opuestas.

Pueden ser  útiles en cuanto a solidaridad, comunicación, ocio, etcétera. Pero también tienen su lado oscuro, y con esa intención nació este curso online para el Campus Internacional para la Seguridad y la Defensa (CISDE)

Durante 8 semanas nos dedicamos a investigar qué canales empleaban los terroristas para captar adeptos para la yihad, en qué se basaba la propaganda 3.0 y reflexionamos sobre el comportamiento de quienes decidían unirse al EI o DAESH de una manera tan sencilla como lo es pertenecer a una red social o participar en un foro.

Mientras llegaba esta II Edición tuvieron lugar los atentados de París, Mali…

Desde el 7 de diciembre, día que dará inicio el curso volveremos a analizar este fenómeno que va de la mano de la propaganda a una escala global con un vehículo tan poderoso como es Internet.

 

Joana Sánchez González

 

 

¿100 consejos para redactar un buen artículo?

¿Qué puedes hacer para escribir un artículo que atraiga a un lector?

¿Qué puedes hacer para que se quede después de leer las dos primeras líneas?

#El CONSEJO Nº 1  ya te lo he dado: captar la atención con el titular. No te he mentido, quizás no tengo 100 consejos pero sí  20 y 99 globos. El titular es la carta de presentación. Debe impactar, ser ingenioso y dejar claro de qué vamos a hablar.

¿Sabías que 99 Luftballons es una canción protesta y una de las canciones alemanas dentro del género pop que ha logrado mayor éxito internacional?


¿Conocías esa información? ¿Pensabas que era una melodía divertida sin más?


#CONSEJO Nº 2: ofrece información clara por muy básico que parezca el tema del que trata tu artículo. Tenemos tendencia a creer que todo el mundo conoce lo mismo que nosotros. Ponte en el lugar del lector y explica de manera sencilla eso tan ‘fácil de entender’.

#CONSEJO Nº 3: ¿Sabes de lo que vas a hablar? Escribir conlleva tiempo, piensa en un novelista y en las horas que ha empleado para documentar su novela. Con un artículo ocurre lo mismo. Lee, aprende de otros, sacia tu curiosidad sobre el tema que has de redactar.

NuevoLogoGoogle1

#CONSEJO Nº 4: emplea frases cortas. Pero no lo tomes por costumbre, no temas emplear frases largas. Un contenido repleto de frases breves da una impresión de pobreza léxica. Recuerda: a Google le gustan los textos extensos.

Crear un artículo de 2000 palabras tendrá más éxito en cuestión de posicionamiento, siempre y cuando lo que compartamos sea útil para el lector.

#CONSEJO Nº 5: atención a la ortografía y a la gramática. ¿Sabías que una falta de ortografía en un blog o en un correo electrónico, puede lograr que tu lector-cliente salga corriendo hasta el infinito y más allá? Aquí te dejo un artículo sobre este asunto. La buena ortografía ayuda a vender.

#CONSEJO Nº 6: ¿Conoces a la persona que te lee? Un redactor se debe a su público. Si escribes para adolescentes emplea su lenguaje, si escribes para amantes de la pesca… ¡Es imposible!

Podemos conocer el mercado y el producto, pero no todos nuestros lectores son iguales.Imagina a ese lector que represente a todos, y escribe para él. Define tu Buyer Persona, un usuario tipo ficticio al que dirigirnos.Cómo definir tu Buyer Persona.  

#CONSEJO Nº 7: enamórate de lo que escribes. Cuando uno habla sobre una afición, lo hace con pasión, con todo lujo de detalles, con energía. Si no sientes ningún tipo de emoción cuando redactas, se percibe. Procura enamorarte de la temática y lograrás que tus palabras resulten auténticas, no escritas por un robot.

#CONSEJO Nº 8: una imagen vale más que mil palabras. ¿Es una contradicción? No. Pero un texto con una imagen atractiva y que aluda a lo que estamos narrando ayuda a reforzar el mensaje.

2816755650_d5eca75a18_z

#CONSEJO Nº 9: organiza tu calendario de contenidos. No hay nada más frustrante que leer un comentario del tipo: “Eso ya lo habías comentado hace un año”. Si quieres volver a escribir sobre un tema, actualiza la información, dale un valor nuevo, pero sobre todo, sé organizado.

#CONSEJO Nº 10: sé original. No es fácil, pero la red es la jungla. Y tú eres único. De una especie diferente al resto. Ofrece a tu lector una nueva forma de presentar un contenido útil pero no exento de sentido de humor.

fcabfaafdbfebdbae-1399244697k4n8g

#CONSEJO Nº 11: ¿Se te ha ocurrido una idea ingeniosa para ese artículo que tenías en mente? Mira la imagen de arriba, sonríe y recuerda que tu trabajo es capturar palabras, no dejes escapar ni una que pueda ser de utilidad por un “ya lo anotaré después” ¡Error!

#CONSEJO Nº 12: un texto debe tener una estructura. Título (con gancho), subtítulo (donde añadiremos la información relevante y atractiva en un par de líneas) introducción (qué problema tienes y cómo solucionarlo) cuerpo del texto (existen diversos modelos, como éste: consejos prácticos) y una conclusión donde reforzar la idea principal.

#CONSEJO Nº 13: encuentra tu idea fuerza. En el argot periodístico sería el titular, pero puede aparecer varias veces en el cuerpo del texto, su objetivo es resumir la noticia, seducir, invitar a seguir leyendo. Y sobre todo, recordar de manera breve y concisa un concepto.

#CONSEJO Nº 14: lee antes de publicar. Repasa cada línea y lee en voz alta, de esta forma es más fácil descubrir si una frase carece de sentido.

#CONSEJO Nº 15: no temas emplear enlaces para ampliar información. A veces, nuestro texto ha de ser conciso que no podemos desarrollar algunas ideas como nos gustaría.

#CONSEJO Nº 16: ¿Adjetivos? Los justos. El adjetivo es la parte variable de la oración que se une al sustantivo o expresión sustantivada para calificarlos o determinarlos. Toc, toc… ¿Sigues ahí? Si quieres facilitar la lectura de tu artículo, no abuses de los adjetivos, sobre todo los que son genéricos y no aluden a la idea fuerza de tu post.

14360113222_be604b14c8_z

#CONSEJO Nº 17: párrafos cortos. A nadie le gusta recibir un correo con un “párrafo” de veinte líneas. Si puedes ayudar a que el lector no huya de un “ladrillo”, por muy interesante que sea, perfecto.

#CONSEJO Nº 18:  respecto a las llamadas a la acción, si estás redactando un texto que acompañe a un concurso o un blog que busque nuevos suscriptores sé diferente. “Pincha aquí y compra” resulta obvio ¿por qué no variar un poco sin dejar de ser claros? Un ejemplo es Franck Scipion y su “Tribu”.

#CONSEJO Nº 19: no emplees palabras de más. Si eres periodista o has trabajado en algún medio de comunicación, ciertos comportamientos a la hora de escribir no sirven en la red, por ejemplo, usar términos como: “Por otro lado”, “Además”, “Por otra parte”… se les llama conectores, alargan un texto y no aportan información relevante.

#CONSEJO Nº 20: respeta el tiempo del que dispone el lector para leer. Convierte tu artículo en una experiencia amena y valiosa.

miki-escribiendo

Escribir no es sencillo. Olvida esos artículos que pretenden desterrar la labor del copywriter o la del redactor que genera contenido. Escribir lleva su tiempo.

Al lector, por mucha prisa que tenga, no le gusta tropezar con un texto farragoso, o tan simple que sólo contenga una línea. Elige el momento adecuado para escribir, teniendo muy presente a nuestro lector.

¿Algún consejo más? Tal vez, entre todos lleguemos a esos 100.

Joana Sánchez González